Hay situaciones que generan ataques de pánico

Hay situaciones que generan ataques de pánico

Por: Kenelma García - Equipo de redacción A tu Salud

El pánico es una reacción emocional que está inscrita dentro del esquema de los trastornos de ansiedad. Los ataques de pánico son angustiantes, generan síntomas que pueden confundirse con un ataque cardíaco, aparecen de la nada (aparentemente) y son difíciles de controlar si no se tratan con un especialista.
Para reconocer la presencia de un ataque de pánico, el psiquiatra de niños y adolescentes y psicoanalista, Sabas Castillo, diferencia dos niveles: el corporal y el emocional.
Ataques-de-Panico
Dentro del nivel corporal están incluidos el corazón, los pulmones y la reacción muscular. Hay aumento de la frecuencia cardíaca, incluso algunas personas señalan dolor en el pecho. A nivel respiratorio se puede presentar acortamiento de la respiración o respiración acelerada, que puede producir mareos. A nivel muscular puede haber temblores o estremecimiento y sudoración, sobre todo a nivel de las manos. Asimismo, se pueden producir náuseas y molestias estomacales.
A nivel emocional se percibe la sensación de que algo malo está pasando y se pierde el control, incluso las personas durante un ataque de pánico piensan que se van a morir por el hecho que se está viviendo.
El síntoma más perturbador es a nivel de la alteración respiratoria, y para estos casos el mito de “respira profundo y cuenta hasta diez” es muy funcional, refiere Castillo. Si la persona se concentra en la respiración podrá salir en corto tiempo del ataque.
El especialista destaca que no hay una explicación clara de por qué ocurre un ataque de pánico, hay algunos estudios que señalan que estos ataques son más frecuentes en el sexo femenino, pero le puede suceder a cualquier persona en cualquier situación como catástrofes naturales, conflictos políticos o problemas personales de pérdida (pareja, trabajo, bien material).
Síntomas en detalle
como-combatir-un-ataque-de-panico

Los ataques de pánico normalmente producen mucho temor y llevan a muchas personas a visitar las salas de emergencia.

Lea también: La ansiedad no es cosa de juego en los niños

Aunque no suelen representar un peligro para la vida, es importante consultar con un especialista cuando se tienen los siguientes síntomas y no se logran controlar. Además, tener un diagnóstico produce tranquilidad en el paciente.

Palpitaciones aceleradas y fuertes. Es uno de los síntomas iniciales. Normalmente los latidos son muy fuertes y generan mucho temor porque se confunden con un ataque al corazón.

Hiperventilación. Es también una de las primeras señales y suele desencadenar las otras.

Sensación de asfixia. También se puede describir como una sensación de ahogo. La persona siente que le falta el aire y no puede respirar, aunque nada se lo impide.

ataque-pánico

Sudoración. Explica el sitio web Síntomas-de-ansiedad que cuando ocurre un ataque de pánico, “lo que pasa es que el cerebro ha activado ciertas alarmas, para provocar lo que se conoce como respuesta de lucha o huida. Esta respuesta hace que se encojan los vasos sanguíneos para así enviar sangre a las partes del cuerpo que más lo necesitan, y esto, a su vez, causa que el cuerpo se caliente. Posteriormente, el mismo cuerpo busca una manera de enfriarse, lo que explica la sudoración que comienza cuando el cuerpo empieza a buscar tranquilidad”.

Lea también: ¿Qué es el estrés reactivo?

Mareos. Estos son principalmente producto de la hiperventilación y de los cambios en la distribución de la sangre.

Quizá el signo más característico de los ataques de pánico sea el miedo a morir. Es uno de los síntomas que más afectan porque hace que la persona entre en un círculo vicioso donde el miedo a morir le genera angustia, desencadenando palpitaciones, entre otras respuestas orgánicas; que a su vez le generan miedo a morirse porque piensa que está frente a un cuadro de infarto al corazón.

hiperventilacion

Prevenir un ataque de pánico
Se recomienda a las personas altamente susceptibles que aprendan técnicas de relajación, realicen prácticas como el yoga, ejercicios aeróbicos que aumentan la frecuencia respiratoria y deportes como trotar o nadar, que permitan, como explica Castillo, que la persona maneje la respiración y la adecúe a su conveniencia.
Finalmente, es interesante saber que el ataque de pánico no es racional, por tanto quienes deseen ayudar haciendo entrar en razón a la persona afectada no lo van a lograr, debido a la alteración emocional intensa por la cual está atravesando. Lo que recomienda el doctor Castillo es colocar una bolsa de papel en la boca de la persona para ayudarla a controlar la respiración.
Una persona que sea recurrente en estos ataques pasará a presentar trastornos de pánico, donde ya el tratamiento es médico porque en estos casos se afecta la vida laboral, personal y social.
Castillo recomienda que las personas recurran a sus recursos internos para controlar y saber afrontar los acontecimientos que se presenten en la vida que generan ansiedad y apoyarse en actividades que produzcan bienestar.
Fuentes: Psiquiatra de niños y adolescentes y Psicoanalista Sabas Castillo. Twitter: @doctorsabas. Teléfono: 0212.977.75.42 // sintomasdeansiedad.com

Comentarios