La ginecóloga Ana Carrillo nos explica que los prolapsos uterinos ocurren cuando la matriz o útero cae, y este descenso ejerce presión sobre la vagina. “Esto ocurre por envejecimiento normal, falta de estrógenos después de la menopausia, afecciones que ejerzan presión sobre los músculos pélvicos, como la tos crónica y la obesidad, o tumor pélvico”.

De igual forma, la especialista advirtió que si las estructuras que sostienen el útero en la pelvis están débiles también existe el riesgo de sufrir un prolapso. Asimismo, comentó que esta enfermedad es más común en mujeres que hayan dado a luz de forma natural.

Subrayó la Dra. Carrillo que el riesgo más elevado en este tipo de patologías es que en la medida en que esté más débil el piso pélvico, la probabilidad de que desciendan los órganos y salgan por la vagina es muchos mayor.Prolapsos 1

Lea también: ¿Cómo reconocer los ovarios poliquísticos?

Posibles complicaciones

Existen tres posibles complicaciones:

  • Infección y ulceración del cuello uterino y las paredes vaginales en casos graves de prolapso uterino.
  • Infecciones urinarias y otros síntomas urinarios.
  • Estreñimiento y hemorroides.
Tipos de prolapsos

Dependiendo de cuál órgano descienda, el prolapso puede ser llamado:

  • Cistocele. La vejiga urinaria asoma en la cara anterior de la pared vaginal.
  • Rectocele. El recto desciende sobre la cara posterior vaginal.
  • Prolapso uterino. En este caso es el útero el que desciende asomando el cuello primero y después el cuerpo uterino.
  • Enterocele. Las asas intestinales se hernian a través del fondo posterior de la vagina.
  • Prolapso de cúpula vaginal. Ocurre en mujeres a las que se les ha extirpado el útero. La vagina, que es un saco ciego, se da la vuelta como si lo pusieran del revés, lo de dentro hacia afuera.Prolapsos 2

Lea también: Frigidez: Ausencia de placer

De acuerdo con la especialista, las pacientes que presenten prolapsos pueden optar por adelgazar (en caso que sea producto de la obesidad), evitar cargar objetos pesados u optar por colocarse un dispositivo llamado pesario vaginal. Sin embargo, la indicación debe darla el médico tratante.

Prevención ante todo

Para prevenir los prolapsos, la Dra. Ana Carrillo recomienda hacer ejercicios de Kegel, con los cuales se logra fortalecer los músculos de la vagina.  Prolapsos 3

Lea también: Lo que debes saber sobre los analgésicos y la menstruación

Fuente: Ana Carrillo, ginecóloga / Telf: (0412)215.9084

Comenta y se parte de nuestra comunidad