La nutricionista Ingrid Candela, habló sobre la crisis alimentaria y su incidencia en el aumento de enfermedades crónicas. Entrevistada por María Laura García, Candela dijo que “la calidad de los alimentos o de la dieta está más relacionada con la aparición de enfermedades crónicas que la cantidad”.

Para la docente e investigadora de la UCV, lo importante no es si se come más o menos cantidad. Lo vital es el aporte nutritivo de lo que se ingiere. Si tomamos alimentos de bajo aporte nutritivo, seremos más propensos a enfermarnos.

“Cuando hablo de calidad de los alimentos hablo de alimentos específicos que deben estar presentes en tu plato. El principal frutas y vegetales que contienen fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes. Está comprobado que mejoran las enfermedades cardiovasculares”, acota.

“Además debería tener proteínas y carbohidratos. Cuando hablo de proteínas me refiero a proteínas bajas en grasa, como por ejemplo los pescados”.

crisis-alimentaria-a-tu-salud

Foto. Alejandro Córdoba

Lea además: En crisis, busque salud en otras opciones…

La dieta del venezolano de hoy

En estos momentos la población venezolana no tiene facilidad al acceso de esos nutrientes, explica Candela, miembro del Observatorio Venezolano de la Salud.

“Según el último estudio de Encovi, el 73% de los venezolanos no tiene acceso a la canasta básica. Y la otra parte de la población, que posiblemente tiene recursos, no puede comprar porque no están disponibles en el mercado”.

“Cómo se hace para sustituir la proteína era una pregunta frecuente hace meses, porque la población no tenía acceso a pollo, carne, pescado. Nuestra recomendación era sustituir esa proteína por la mezcla de granos con cereal”.

“Lo que ha ocurrido es que los sustitutos de las proteínas, además de que aumentaron de precio, desaparecieron del mercado. Anteriormente los granos eran los alimentos de muy bajo costo”.

“En el caso de las frutas y los vegetales, el venezolano nunca ha sido muy comedor de este rubro. Por cultura, comemos más carbohidratos, más azúcares y más grasas”.

Para un venezolano, hoy día es imposible cumplir con la recomendación de la OMS de incluir 5 raciones al día entre frutas y vegetales.

Cada día más flacos
alimentos-a-tu-salud

Foto. Alejandro Córdoba

La pérdida de peso que ha venido teniendo el venezolano en los últimos tiempos no es saludable porque no se está haciendo de la manera adecuada. Así lo asevera Ingrid Candelas. La recomendación para perder peso es tener una alimentación equilibrada, donde todos los grupos de alimentos estén presentes.

Nuestra lucha hasta este año había sido el combate de la obesidad.  Pero en los últimos 8 meses, la población nos ha estado reportando una pérdida de peso bastante significativa. Ha disminuido la calidad de la alimentación pero también la cantidad, producto de la crisis alimentaria.

Lea además: Motivos para escoger alimentos naturales

Niños mal alimentados

En el corto plazo, las deficiencias nutricionales en los niños generan trastornos como la anemia y la hipoglicemia, que hacen que los niños se duerman, se fatigen, se desmayen y no tengan un buen rendimiento.

Acota Candelas que en el mediano plazo, un niño que no se está alimentando bien va a tener una baja talla. Y a largo plazo vamos a tener un adulto deteriorado que va a tener enfermedades crónicas.

La crisis alimentaria conduce a la población al desarrollo de diabetes, hipertensión, obesidad, trastornos metabólicos y además, cáncer.

alimentos-a-tu-salud

Foto. Alejandro Córdoba

Alternativas y recomendaciones

La recomendación es dar prioridad a los grupos más vulnerables: niños, embarazadas y adultos mayores, dice la experta.

Tratar de mantener en lo posible las tres comidas, aunque no sean del mismo volumen. Es fundamental desayunar para evitar las hipoglicemias.

Utilizar raciones medianas o pequeñas, dependiendo de la condición de la persona.

Tratar en lo posible de que estén presentes todos los grupos alimenticios. Por ejemplo, en los niños las proteínas son necesarias porque ellos están en crecimiento.

Tratar de mantener la variedad aunque no se tenga acceso a gran cantidad de alimentos.

Disminuir un poco la cantidad de carbohidratos para agregar frutas y vegetales.

Igualmente agregar algo de fibra a la dieta. Por ejemplo, se puede mezclar la harina de la arepa con afrecho o avena.

También se puede comer la fruta completa en lugar de un jugo. Si se come la fruta no es necesario el azúcar, que además no es saludable.

Todas las frutas y vegetales son nutritivos, cualquiera a la cual se pueda acceder es importante.

Lea además: Nutrición apropiada para la tercera edad

Más información en @ovsalud