El psicólogo y terapeuta familiar del Center for Couples & Family Development del estado de Florida, en Estados Unidos, asevera que es posible hacer de nuestros hijos unos adultos emocionalmente sanos si la crianza se hace desde lo positivo.

“Criar hijos en lo positivo significa no demandar, no exigir, no ser absolutos… sino enseñar a los hijos a pensar, a sentir y a reflexionar acerca de sus conductas y su relación con sus padres”.

Aclara el especialista, que enseñar a pensar a los hijos  supone plantear una conversación que les permita reflexionar. Por ejemplo, “si hay una dificultad, hay que hacerles preguntas que los inviten a reflexionar, por ejemplo: ¿Qué hiciste? ¿Qué te llevó a hacer los que hiciste? ¿Cómo pudiste haberlo hecho de otra manera? ¿Qué opciones hay para que estas situaciones no se repitan?”

Por otra parte, el Dr. Andrés Nazario señala que los padres, o quienes educan y tienen la responsabilidad de guiar, deben tener en cuenta que así como la ciencia ha avanzado en los últimos años, la crianza de los hijos también ha cambiado, por lo que no pueden esperar simplemente obediencia.

HIJOS

Lea además:  Es posible la crianza con Disciplina Humanizada

Hoy en día no se enseña a los hijos, sino que los hijos aprenden…y aprenden a través del intercambio relacional con los adultos y sobre todo del ejemplo… el ejemplo es lo esencial, porque no podemos pedirle a los hijos que hagan lo que nosotros no hacemos”.

Por otra parte, explica el Dr. Nazario que los padres no pueden convertirse en compañeros de sus hijos, ya que “los padres tenemos responsabilidades que no tenemos hacia los compañeros”.

Sin embargo, sí sería ideal que los padres pudieran identificar, todos los días, 5 conductas, actividades, características que puedan comentar positivamente acerca de sus hijos y que no tienen que ser la misma para un hijo que para el otro hijo, pero que todos los días se propongan esa tarea.

“Puede ser en la mañana cuando el hijo se levanta y sonríe que le digan: me agrada tu sonrisa…porque tenemos la tendencia a fijarnos solamente en lo negativo…evitemos la crítica”.

Lea además:  Salud emocional de los niños en tiempos difíciles

Libres de violencia

Para Andrés Nazario, lo primero que deben hacer los padres que desean criar hijos emocionalmente sanos en entornos cada vez más agresivos, es tomar consciencia sobre a qué edad le están dando acceso a sus hijos a la tecnología y el mundo virtual.

“Los estudios más recientes indican que una de las razones por las cuales está creciendo el bullying es porque los niños y niñas no están aprendiendo a resolver los problemas cara a cara. Podemos ser mucho más agresivos o violentos en nuestras comunicaciones virtuales que cara a cara”, comenta el terapeuta, a la vez que añade que es muy importante que los niños aprendan a resolver los conflictos con las personas.

hijos

Lea además:  … Emociones: remedios o enfermedad? Depende de Ud.!

El niño muy chiquito no está capacitado para poder manejar la tecnología que existe. Entonces, “una de las formas de reducir el bullying es enseñando a nuestros hijos a resolver los conflictos cara a cara”.

Otro hecho fundamental que deben evitar los padres es el desdén, el sarcasmo o los comentarios que denigran, porque además de ser un tipo de agresión, lo que genera es que el niño o la niña esté siempre a la defensiva, es decir, que no escuche nada de lo que le estamos diciendo porque está e
s pensando en cómo se va a defender.

Finalmente, Andrés Nazario sugiere que aun cuando estén molestos con sus hijos no se aíslen de ellos. Si está muy molesto y cree que puede caer en la violencia, dígale a su hijo “estoy muy molesto en este momento, necesito 5 minutos”…y tómese ese tiempo para calmarse…porque es muy importante que interactúe con sus hijos, pero nunca desde la ira.