Figura paterna mejora desarrollo psíquico y físico de los niños

Figura paterna mejora desarrollo psíquico y físico de los niños

Equipo de Redacción A Tu Salud

Expertos del sector salud de Jalisco aseveran que la figura paterna es fundamental para que el infante se desarrolle adecuadamente.

Amparo Tapia Curiel, investigadora del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, afirma que la figura paterna mejora el desarrollo físico y psíquico de los niños motivado a que forma una especie de “coraza de fortalecimiento” que permanece durante toda la vida.

La especialista apuntó que si bien el vínculo entre madre e hijo es muy estrecho e importante, sobre todo durante la gestación y la lactancia, la figura del padre es fundamental para que el infante se desarrolle adecuadamente.

Asimismo indicó que tras investigaciones de campo y estudios internacionales se ha comprobado que hay mejor seguimiento prenatal y mayor índice de lactancia en mujeres que cuentan con el apoyo de su pareja.

padre-y-bebe

Lea también: Los padres dan…los hijos toman

Adolescentes también

Además, insistió que los beneficios físicos y psíquicos para el menor son muy grandes, “es por eso que insistimos en la sensibilización de los padres adolescentes”.

“El apoyo del padre a su familia se dificulta a veces porque él debe cumplir horarios de trabajo o escuela, pero también por la creencia extendida de que el cuidado del bebé forma parte del rol de la mujer. Nuestro objetivo es que el adolescente comprenda la importancia de su papel y se involucre incluso durante el embarazo”, afirmó.

Reveló que la pareja puede instaurar estrategias de convivencia y contacto que beneficien el vínculo, por ejemplo que el varón ayude en la aplicación de tratamientos dermatológicos para prevenir las estrías y en la preparación del cuerpo de la mujer para iniciar la fase de lactancia.

Tapia Curiel,  confirmó que este contacto es percibido por el bebé y fortalece su desarrollo intrauterino.

De la misma forma se ha justificado que la presencia del padre durante el trabajo de parto incide de modo beneficioso para la madre y el niño, porque este último tiene mejor respiración, y para la mujer el proceso es menos doloroso.

Recalcó que en Europa ya se cuenta con permisos especiales para que los hombres acompañen de manera permanente a sus parejas en este sentido.

Insistió que a medida que se interiorice la idea de que el ejercicio de la sexualidad es distinta a la decisión de ser padre, se reducirán las dificultades emanadas de la paternidad adolescente y mejorará el entorno en el que crecen los bebés.

Cuando no se logra contar con el padre del infante, la experta exhorta a la convivencia con otros hombres dentro del núcleo familiar cercano, es decir los abuelos y tíos, ya que la figura masculina es definitiva para la formación de la identidad personal, independientemente de si el menor es niño o niña.

Fuente: nssoaxaca

Comentarios