Para tener un embarazo saludable

Para tener un embarazo saludable

0 1063

Por. Lislet Núñez de Ponte

Las mujeres nos preguntamos cómo estar saludables durante el embarazo, porque sabemos que eso impactará de forma positiva en nosotras y en los bebés que están por nacer.

No todas consideran una cita con el obstetra antes de comenzar la búsqueda del embarazo y esa consulta es de suma importancia, porque ese especialista a través de una evaluación física, revisión de historia familiar y el análisis de varios exámenes que le mandará a realizar a la futura mamá, podrá conocer como está su salud y tomará decisiones, en caso que se deban mejorar o normalizar algunas condiciones, como peso o el funcionamiento hormonal, así como la administración de tratamientos médicos que requiera tomar la embarazada, en caso de tener alguna enfermedad de base o crónica, no relacionada con la gestación.

Al confirmar que estamos embarazadas, es necesario solicitar la primera cita de control prenatal y continuar asistiendo a estos controles con nuestro obstetra, para monitorear la salud del binomio: mamá-bebé mes a mes.

La nutrición es un aspecto que resalta cuando pensamos en un embarazo saludable. Mucho se habla de los peligros de las embarazadas con sobrepeso y es por eso, que podemos apoyarnos con el nutricionista para aprender a alimentarnos en esa etapa sin hacer ningún tipo de dieta, considerando alimentos y bebidas que son más beneficiosos e inclusive sirven para manejar malestares como la acidez, vómitos o gases; o los que debemos eliminar como el alcohol y hasta evitar, como por ejemplo los que tienen un alto contenido en sodio o azúcar.

Lea además: Madres de corazón

El mito de comer por dos, es simplemente eso, una creencia antigua. Es importante procurar la ingesta de una mayor cantidad de calorías, según los requerimientos nutricionales que sean establecidos por el nutricionista previa evaluación, y no porque tenemos “permiso” de comer en exceso, lo que al final puede afectar el desarrollo del bebé y hasta el proceso de su nacimiento.

Para mantener un embarazo saludable, el ejercicio o actividad física se convierten en pilares de ese fundamento, e igual hay que consultar con el obstetra los que son recomendables, con qué frecuencia y cuáles no es conveniente practicar. Es una excelente oportunidad para comenzar a caminar, hacer yoga y meditar. Actualmente hay variados servicios prenatales orientados a apoyar a las embarazadas en ese sentido.

El estar embarazada es una condición no una enfermedad, en la que necesitamos tomar algunas previsiones adicionales y lo mejor será, disfrutar cada etapa de esos nueve meses, con la intención de mantener esos cambios positivos incorporados durante el embarazo incluso luego de la llegada del bebé, porque la vida cambia completamente con la maternidad, de nosotras depende ir adaptando esa transformación a un estilo de vida más saludable para toda la familia.

Ivory García

Comentarios