Un nuevo tratamiento experimental ha resultado exitoso en la protección de ratonas embarazadas ante el virus zika.

El estudio abre puertas a la esperanza para conseguir un tratamiento que pueda aplicarse en humanos y evitar en las mujeres embarazadas y sus bebés los efectos del virus.

Lea también:  Estudio confirma que estrés reduce posibilidades de embarazarse

Según revelaron los investigadores estadounidenses a cargo del proyecto, el tratamiento experimental se deriva de anticuerpos tomados de personas que se han recuperado de infecciones con el virus de Zika.

Al ser probado en ratonas preñadas, el tratamiento redujo los niveles del virus en las madres y también protegió a sus crías de las consecuencias del virus.

zika

“Esto es una prueba de principio de que el virus de Zika durante el embarazo es tratable y ya tenemos un anticuerpo humano que lo trata, al menos en ratones”, comentó el doctor Michael Diamond, de Facultad de Medicina de la Washington University en St. Louis, coautor del estudio publicado en la revista Nature.

Lea además: Estudio. Colesterol alto podría dañar gran parte de los órganos

Para el estudio, acota la agencia Reuters,  los investigadores consideraron 29 anticuerpos específicos del virus de Zika tomados de la sangre de pacientes que se recuperaron de infecciones con Zika provocadas por cepas del virus en Asia, África y América.

Los científicos hallaron un anticuerpo, llamado ZIKV-117, que neutralizó todas las cepas. El equipo probó posteriormente los anticuerpos en ratonas preñadas un día antes y un día después de infectarlas con el virus de Zika.

“El anticuerpo reduce el virus en la madre y también en el feto y protege frente a daño en la placenta y en el feto”, afirmó el doctor James Crowe, de la Facultad de Medicina de la Vanderbilt University.

Crowe cree que el anticuerpo podría estar listo para pruebas en humanos en nueve a 12 meses.