“Conozco de primera mano el dolor que proviene de la muerte de un recién nacido. Hace treinta y cinco años despedí a mi querida hija Jasmine”. “Nunca olvidaré el privilegio de haberla llevado en mi vientre y haciéndola sentir parte importante de nuestra familia durante seis meses.

Con estas palabras Colleen Weeks, Directora de Educación Prenatal en el Centro Médico de Kaiser Permanente Orange County, recuerda a su pequeña Jasmine, dejando ver en cada una una de sus palabras el dolor real que todavía vive en su corazón.

Y es que de acuerdo con un reciente estudio, realizado por el Imperial College de Londres, el trastorno de estrés postraumático, llamado también PTSD puede desarrollarse en mujeres después de la pérdida de un embarazo o de un recién nacido.

También puedes consultar: Citomegalovirus: Peor que el zika en embarazadasestres-1

Estrés emocional Vs Miedo

Los datos recaudados en este estudio revelaron que un 45% de las mujeres que han sufrido un aborto espontáneo reportaron haber sufrido este trastorno mental.

Y aunque esta es la realidad, médicamente el PTSD pocas veces se trata, debido a la mayoría de los padres que pierden un bebé, ya sea en gestación o recién nacido, no quieren hablar de ello.

Sin embargo, a pesar de esta actitud, los profesionales de la salud no deben desestimar el impacto psicológico que deja la pérdida de un bebé, más que todo en las madres.

También puedes consultar: Malformaciones del útero perjudiciales para el embarazo y la salud

“Nos sorprendió el gran número de mujeres que experimentaron síntomas del trastorno del estrés postraumático”, dice en un comunicado la Dra. Jessica Farren, vinculada al Departamento de Cirugía y Cáncer del Imperial College de Londres.

“Las mujeres que sufren un aborto espontáneo o un embarazo ectópico deben someterse a una rutina del PTSD y recibir apoyo de salud mental”.

Lo mismo ha dicho en investigaciones previas, sobre este mismo tema, la psicóloga clínica Janet Jaffe, cofundador y director del Centro de Psicología Reproductiva en San Diego, California.

También puedes consultar: La infertilidad no se puede abordar solo como un tema médico

Fuente: La Opinión