El queratocono (córnea en forma de cono) es una enfermedad distrófica de la córnea. Es probable que existan pacientes que no sean diagnosticados a tiempo con esta enfermedad porque pasan muchos años usando lentes de contacto duro o de gas permeable que ayudan a mejorar su visión, hasta el  punto en el que el mismo lente se convierte en el peor enemigo del paciente porque comienza a hacer una fricción sobre esa cornea que está debilitada y eso hace que comience a descompensarse.

 

queratocono-escalas-a-tu-salud

La solución para quienes poseen queratocono depende de la severidad de la enfermedad, que va del 1 al 4. Para pacientes con queratocono cuya severidad es baja, pueden solucionar su padecimiento utilizando lentes convencionales o lentes de contacto, siempre y cuando los tolere.

Otra solución disponible en queratoconos no tan severos (grado 1,2 o 3) es realizar en el paciente la técnica de anillos intracorneales, pues logran aplanar el queratocono y así mejorar la visión.

El crosslinking es otra técnica que se le puede añadir a la de los anillos intracorneales, que ayuda a reforzar las fibras de colágeno para evitar que el queratocono progrese.

Cuando el paciente no tolera lentes de ningún tipo, ni funcionan las técnicas de anillos intracorneales o el crosslinking, la solución definitiva es realizar un trasplante de córnea.

La cirugía de láser está contraindicada en los pacientes que sufran de queratocono, porque esta técnica hace lo contrario a lo que se busca, que es quitar tejido a la córnea.

Fuente: Dra. Claudia Pacillo, oftalmólogo, Twitter: @claupcll

También puedes consultar:

¿Problemas de la visión? Te conviene saber sobre el queratocono

¿Visión distorsionada? Podría tratarse de un agujero macular

Conoce las maneras de cuidar la salud visual en el trabajo