Enfrentando las emociones que conlleva el cáncer

Enfrentando las emociones que conlleva el cáncer

0 2483

Por. María Laura García y equipo de redacción

Ser diagnosticado con un cáncer, aún en etapas tempranas, afecta todos los aspectos de la vida. Aunque el organismo es a simple vista el más impactado, en realidad, la vida espiritual y emocional del paciente, así como de su entorno familiar,  también es duramente abatida.

Según el cirujano oncólogo y vicepresidente de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela, Javier Soteldo, el cáncer se ha manejado como un estigma social, y quizá esto ha sido así por falta de información. “El hecho de que te den un diagnóstico de cáncer genera, al primer impacto, el pensamiento de “me voy a morir”, aunque no es así, porque sabemos muy bien que cuando el cáncer es diagnosticado en estadios tempranos es muy alta la posibilidad de sobrevivencia”, indica el galeno.

Hay varias etapas en la enfermedad desde el punto de vista psicológico. La primera, que es muy peligrosa, es la negación. Y es muy peligrosa, explica Soteldo, porque entonces el paciente comienza a ir de médico en médico, buscando otro diagnóstico y retrasando el tratamiento. Luego viene la ira, que también es peligrosa, porque el paciente retrasa el tratamiento y la atención. Le siguen la negociación, la depresión y finalmente la aceptación.

Estas etapas siempre van a suceder en todas las personas. No podemos saltarlas, lo que podemos hacer es acortarlas para que el tratamiento comience lo más temprano posible, y de una manera no tan traumática, sugiere el especialista.

Por otro lado, existe la psicooncología, que es una rama de la psicología que se encarga del cáncer, y no solo desde el punto de vista del paciente sino del familiar, porque el problema con el cáncer es que afecta a toda la familia, acota.

cancer de mama

Lea además: Descubre la importancia de los abrazos familiares

¿Por qué es un problema familiar?

Primero porque la persona no sabe cómo llegar y contarle eso que le está pasando a su familia o a las personas que la quieren, porque no quiere preocuparlos. Es un manejo muy difícil porque además toda la familia cree que va a perder ese familiar, pero es por falta de información, y eso desencadena un problema familiar grandísimo.

Es muy importante el psicooncólogo. Muchas veces los pacientes no quieren ser tratados porque dicen que no están locos, pero es importante que lo hagan inmediatamente.

Herramientas
  1. Ser optimista. No hay un trabajo serio que avale esto, desde el punto de vista científico, sin embargo mi experiencia como cirujano oncólogo es que quienes enfrentan el cáncer con más optimismo tienen más sobrevivencia.
  2. Hacer yoga, que te permite reflexionar y encontrarte contigo mismo.
  3. Hacer ejercicio, porque esto permite relajarse.
  4. Todo lo que permita hacer introspección y estar con uno mismo, para chequear qué paso y qué lo ha llevado a uno hasta ahí.

Lea más:

¿Qué puedo comer si tengo cáncer?

Descubren cómo detener la propagación del cáncer

Té verde contra el cáncer

Comentarios