Después de una lesión…¿Cómo retomar el entrenamiento?

Después de una lesión…¿Cómo retomar el entrenamiento?

0 290

Por. María Laura García

Lesionarse es un riesgo intrínseco para quienes realizamos actividad física de manera prolongada. Es común, que inicialmente, el problema se manifieste de manera muy tímida, pero al cabo de un tiempo, en la mayoría de los casos por no ser atendido oportunamente, dicha lesión, llega a ocasionar mucho dolor y limitar al deportista.

Generalmente a aquellos que nos gusta hacer ejercicios y lo hemos convertido en un hábito que disfrutamos,  cuando tenemos que dejarlo de lado por una lesión o por “situaciones” que se escapan de nuestras manos, como una enfermedad o exceso de trabajo, apenas podemos retomarlos, nos desbocamos y pretendemos recuperar la condición perdida de forma rápida, y esto puede significar o una nueva lesión o simplemente, una que no teníamos producto de la impaciencia.

Entiéndase, que a partir de la primera semana de sedentarismo, se acelera la merma de actitud física, por lo cual nos tenemos que llenar de paciencia al momento de comenzar a ejercitarnos con regularidad para evitar males mayores. Entonces señores, manejen a toda costa la ansiedad que provoca el objetivo de lograr recuperar cuanto antes nuestras capacidades.

Lea también: Cuando la grasa cura…!

Tengan en cuenta…

Lo primero es, de la mano del médico, hallar el diagnóstico preciso y determinar la magnitud de la lesión, para poder así iniciar el tratamiento adecuado, que podría incluir fisioterapia y/o terapia farmacológica.

Otro factor indispensable es concientizar lo vital de seguir al pie de la letra las indicaciones médicas, respetando los tiempos de inmovilización y reposo, ya que es la única forma que el músculo se reacondicione eficazmente para retomar el entrenamiento.

Una vez que se ha cumplido el lapso inmovilización, el especialista evaluará las condiciones del paciente para decidir si se amerita fisioterapia y cuál sería el mejor programa a seguir. Este plan de ejercicios para la recuperación debe ser respetado y ejecutado cabalmente, más debe evitarse la automedicación por recomendación de personas no certificadas.

lesión

Lea también: ¡Cuidado con los “gorditos”!

Una vez recuperados que hacer?

Una vez que el médico decida que ya puede retomar su rutina de ejercicios, lo mejor es incrementar la intensidad progresivamente hasta lograr el tono y volumen muscular, porque tras el reposo, el músculo pierde su volumen y fuerza.

El periodo de adaptación que necesitaremos una vez que volvemos a entrenar dependerá del tiempo que hayamos estado parados.

La adaptación consistirá en realizar los entrenamientos a un ritmo mucho menos intenso, sin forzar el cuerpo en absoluto, e ir progresando en dificultad lentamente.

Muchas veces, las lesiones se producen debido a que los entrenamientos que realizamos no son acordes a nuestra condición o bien que no adoptamos las posturas correctas, por lo cual es esencial revisar nuestra rutina junto a un especialista.

También debemos estar atentos a molestias como dolor o inflamación que aparecen de forma periódica tras la actividad física y acudir o consultar al médico de inmediato.

Por último, después de haber parado por una lesión y haberla superado, el mínimo aprendizaje que debemos obtener de la experiencia es la madurez  para evitar seguir entrenando inmediatamente después de experimentar un dolor que seguramente es una lesión y  evitar el sobre-entrenamiento.

Este es un extracto del texto original publicado en Caraota Digital 

Comentarios