Si estás preparando viaje para disfrutar tus días libres en la playa o en la montaña, hoy en A tu Salud te traemos unos tips que son de gran utilidad en ambos casos:

Para tu viaje a la playa debes llevar

Toallas: preferiblemente gruesas y de algodón para que absorban toda la humedad y el líquido de tu cuerpo.

Protector solar y bronceador: El sol produce rayos ultravioletas que dañan considerablemente la piel. Si deseas tostarte la piel utiliza productos especiales para conseguir el tono que anhelas con la protección adecuada.

Sombreros y lentes: Con una gorra o un sombrero podrás proteger la piel de la cara además de evitar el maltrato al cabello, por su parte, los lentes de sol le darán la protección necesaria a tu vista.

Cambio de ropa: Es importante contar con ropa fresca para el regreso, recuerda que quedarse con el traje de baño mojado puede traer complicaciones en tu zona íntima.

Lea además: Ejercicios para realizar en la playa

Y si vas a la montaña 

Carpa: Imprescindible para protegerte del clima cambiante. Si piensas quedarte una noche, recuerda incluir un saco de dormir.

Alimentos y bebidas: Si el destino cuenta con lugares en los que puedes consumir comida entonces no tendrás problema, pero si el destino es un lugar remoto lo mejor es que lleves tus provisiones.

Navaja multiusos: Puedes necesitarla para realizar varias tareas en la montaña, pero deberás utilizarlo sólo cuando sea necesaria y con mucha precaución

Mapas y equipos de orientación: De esta manera sabrás siempre en donde estarás ubicada.

Linterna: En la noche necesitarás un poco de luz para ver qué ocurre a tu alrededor.