Una intoxicación puede producirse por un alimento, un medicamento e incluso por productos químicos como detergentes. Si bien los síntomas varían en función del tipo y grado, en líneas generales se puede presentar desde malestar estomacal hasta asfixia, confusión y pérdida del conocimiento.

Es importante solicitar ayuda médica al aparecer los primeros síntomas y no automedicarse porque podría complicarse el cuadro.

Lea también: ¿Qué se debe hacer ante medicamentos y alimentos vencidos?

Intoxicación alimentaria

La pediatra Alicia Boscán explicó cómo reaccionar ante la presencia de una intoxicación alimentaria en los niños.

Generalmente los cítricos, los chocolates, la leche, los enlatados, los embutidos y los huevos son los principales alimentos que generan reacciones en los niños. Sin embargo, dependerá de cada paciente y del cuidado de sus padres.

Boscán indicó que es fundamental la visita frecuente al pediatra para que le coloque una dieta al bebé y evitar este tipo de situaciones. Asimismo, mencionó que el especialista deberá tomar en cuenta la historia clínica del padre y la madre, porque estas reacciones pueden ser hereditarias.

La pediatra aclaró que no suelen quedar secuelas cuando un niño se intoxica, pero sugirió que no vuelva a ingerir aquello que le generó la reacción porque el organismo tiene una “memoria” y puede ocurrirle una intoxicación más fuerte.

Los síntomas comunes de una intoxicación son cólicos abdominales, fiebre, escalofríos, dolor de cabeza, náuseas, vómitos, debilidad y reacciones en la piel. Todos ellos pueden aparecer al cabo de 2 a 6 horas después de ingerir el alimento.

Contacto: Alicia Boscán, pediatra. Twitter: @aliboscan20