Arranca el nuevo año limpio y desintoxicado, no solo del cuerpo después de todo lo que hemos comido, sino también del alma.

Para muchas personas el año nuevo está lleno de 365 nuevas oportunidades para lograr objetivos y terminar de alcanzar algunas metas. En Inspirulina creemos que para poder hacer nuestros sueños realidad debemos tomar en cuenta algunos detalles que a veces no vemos o pasamos por alto.

No se trata solo de comer mejor y más saludable o de hacer ejercicios para llevar un estilo de vida sana, hace falta mejorar muchos hábitos, de esos que incluyen nuestra alma y espíritu. La idea es básicamente incluir en nuestra rutina de vida saludable lo siguiente:

  1. Agradecer apenas nos despertamos: el simple hecho de estar vivos es un motivo para agradecer.
  2. Restringe los malos pensamientos y sentimientos. También los malos comentarios.
  3. Comparte y ayuda en lo que puedas siempre.
  4. Medita diariamente.
  5. Actúa con compasión y amor.
  6. Sé consciente de tus acciones.
  7. Perdona desde tu corazón.

Este tipo de dieta emocional también te dará resultados increíbles en poco tiempo. Además, te ayudará a mejorar tus relaciones sociales, te sentirás más motivado y contento. Podrás reconocer y entender mejor tus emociones y podrás gestionar mejor tus estados de ánimo. Por eso a nosotros nos encanta practicar esta desintoxicación; es increíble cómo incluyendo estos nuevos hábitos serás capaz de superar retos, aprender y buscar nuevos.

En resumen, concentrarse en lo positivo y buscar siempre ser más felices es lo importante para que puedas llevar una vida completamente sana, mirando siempre hacia adelante. Enfocarse y agradecer es la clave.

Te invitamos a agregar esto a tu lista de deseos y a no darte por vencido si alguno de tus nuevos propósitos no se cumple al corto plazo. Diviértete y arriésgate a hacer cosas nuevas para estar siempre en bienestar.