La joven pasaba cinco horas todos los días maquillándose con el propósito de lucir más femenina, hasta que se cansó y prefirió gastar 30 millones de pesos chilenos en una operación para feminizar su rostro. Esta es la historia de Stephanie Luciana Peloza, una mujer transgénero de 20 años de edad.

No le gustaba lo que veía en el espejo, la joven explicó que “no se sentía identificada”.

Algo que dejó muy claro en sus cuentas de youtube, instagram y twitter, antes de someterse a una costosa operación que la ayudaría a sentirse mejor.

También puedes consultar: Rostro desfigurado por cáncer mejora por intervención médica

Las horas de maquillaje y edición de foto ya no la hacían feliz.

“Cuando despertaba y me miraba en el espejo, era como presionar reset. Perdía todo el progreso, yendo hacia atrás”, señaló Stephanie.

“Es muy frustrante no ver en el espejo lo que siempre ves en tu cabeza”, confesó Stef, quien admitió que era muy tortuoso tener que pasar horas maquillándose y editando las imágenes para verse como ella siempre había querido.

De esta forma, la joven oriunda de Toronto logró operarse, compartiendo imágenes de ella antes, durante y después de la operación a sus seguidores. Te mostramos algunas de las imágenes que colgó.

También puedes consultar: Miss abandona concurso tras solicitud para bajar de peso

Para pagar la operación, Stef recaudó dinero haciendo uso de internet con el sitio Go Found Me, recaudando 21 millones de pesos chilenos.

“Me siento feliz y agradecida”, dijo luego de visibilizar los resultados de la intervención quirúrgica.

“Me gusta compartir la experiencia con todos ustedes, porque las personas pueden aprender acerca de las cirugías de tránsito de género y lo que significan para las personas trans”, cuenta.

También puedes consultar: Militar discapacitado se convierte en maestro fitness

Fuente: Bio Bio