Dejar de entrenar para muchos requiere de más fuerza de voluntad y disciplina que la que requiere despertarse temprano en la mañana para salir a correr. Una de las razones por las que suele ser difícil es porque forma parte de nuestra rutina y porque es algo que nos genera una gran sensación de bienestar, no sólo físicamente sino emocional.

Lee también: Cuando una lesión te deja por fuera | Soy Maratonista 

Pero, especialmente cuando estamos entrenando para un evento en particular y una gripe o lesión nos obliga a detenernos, la sensación que predomina es la frustración y la preocupación de perder la condición física que con tanto esfuerzo habíamos adquirido. Y surge la pregunta, ¿en cuánto tiempo pierdo la condición física al no correr?

Lo primero que es importante mencionar es que esa pérdida va a estar condicionada por diversos factores y siempre va a variar de persona a persona.

El tiempo que tenemos realizando ejercicio es un factor a considerar. Por ejemplo, un atleta élite inicialmente percibirá la perdida de condición física más rápido que un corredor aficionado. Sin embargo, a nivel porcentual, el atleta élite perderá menos condición que un individuo que recién haya comenzado a entrenar.

En cuanto a la resistencia, diversos estudios que se han realizado han revelado que después del primer mes de inactividad se sufre una disminución considerable del VO2 max que sigue disminuyendo, aunque a un ritmo más lento, si seguimos inactivos. En la primera semana, hay una reducción insignificante del VO2 máx y de la potencia muscular. Sin embargo,después de 12 a 21 días de inactividad, un corredor bien entrenado puede perder hasta 7% de su VO2 max.

Lo mismo sucede con la masa muscular. Quien estaba realizando entrenamiento de fuerza percibirá la pérdida más rápido que quien no estaba realizándolo. En este caso la pérdida no será tan evidente, pero después de 1 mes sin actividad podemos perder entre 1 y 5% de masa muscular, lo cual además alterará el metabolismo y hará que tengamos un menor gasto calórico en reposo y una mayor tendencia a acumular grasas.

Si no caemos en un período de inactividad total esta pérdida es menor. Es decir, si no podemos correr por una lesión, pero podemos hacer otras actividades físicas, la pérdida de condición física no se dará al mismo nivel.

Las buenas noticias es que todo es recuperable, aunque tome más tiempo recuperarlo que perderlo. Con un buen entrenamiento, recuperar la condición física puede tomar el doble de tiempo que el que estuvimos inactivos. Es decir, que tras 12 días de inactividad nos tomará aproximadamente un mes de entrenamiento recuperar las condiciones físicas que teníamos previo a la pausa.

Lee también: regresando a correr | Soy Maratonista 

Sin embargo, lo que es importante señalar es que, independientemente de que suframos una pérdida en la condición física, las pausas son importantes. Si estamos enfermos, el cuerpo necesitará la energía para combatir la enfermedad y si tenemos una lesión, debemos darle tiempo a la misma para que se recupere adecuadamente. Al final, si no estamos en óptimas condiciones de salud, no podremos entrenar de manera adecuada.

Fuentes: Competitor Magazine, Runners Connect, Vitonica, Foro Atletismo