Por Dr. Ciro Gaona 

“Amor y música es lo primero que el cerebro adquiere y ¡nunca los pierde!”

El CEREBRO es un órgano físico y espiritual que se alimenta de glucosa y oxígeno, amor y vínculo social. Este verdadero milagro, la obra maestra de Dios, no sólo sirve para mover nuestros brazos o piernas sino también se relaciona con el amor, respeto, generosidad, compasión, genuino interés por los demás, toma de decisiones en la vida, la palabra adecuada en el momento justo, fe, esperanza, felicidad, optimismo y libertad.

Existe una gama enorme de BESOS y en todos interviene como PROTAGONISTA EL CEREBRO…Recuerda que si cuidas tu cerebro no sólo la calidad de tu vida sino hasta de tus besos será superior alcanzando la excelencia.

Te voy a hablar hoy de ese beso en una relación donde ambos se sienten atraídos al amor y la pasión…. Los LABIOS constituyen realmente una galaxia de receptores (dignos de ser admirados y disfrutados) que transmiten información al cerebro despertando en él respuestas sensitivas, sensoriales, autonómicas y viscerales, motoras, cognitivas, emocionales y hasta espirituales a través de la estimulación de diferentes cascadas bioeléctricas y neuroquímicas.

“Besos paternales” ¿cuál debe ser el límite?

En relación a la química cerebral, el milagroso mundo de los neurotransmisores, uno de los primeros en estimularse y liberarse es la DOPAMINA tan relacionado con la motivación, iniciativa, ilusión y propósito de vida, el que te anima a seguir adelante a pesar de los obstáculos que te presente el día a día, con el que superas tus temores e inseguridades, en fin con el que sientes que en la vida puedes ser feliz y optimista.

Al mismo tiempo se “ajustan” los niveles de SEROTONINA con los que mejora la sensación de ansiedad y angustia, disminuye tu obsesión por aquello que es irrelevante y mejora tu estado de ánimo.

Completa este combo bioquímico de neurotransmisores las modificaciones en nuestros niveles de NORADRENALINA lo que mejora todos los tipos de atención, incluyendo la concentración, además de producir respuestas en nuestro cuerpo que no logramos explicar como modificaciones en nuestra respiración, ritmo cardíaco, “mariposas” que han sido descritas no sólo en el estómago sino en diferentes sitios, y muchas más.

besos

foto referencial

Todos estos cambios físicos, neuroquímicos, bioeléctricos y hasta espirituales son los que crean el ambiente adecuado para que nos podamos entregar a vivir, disfrutar y saborear plenamente la experiencia del beso apasionado que se convierte en éxtasis cuando eres correspondido.

Si continúas “viviendo plenamente” esta interesante actividad del beso no sólo mejora tu flujo sanguíneo cerebral sino inclusive a áreas muy interesantes como la genital gracias a la liberación de óxido nítrico que es un potente vasodilatador y neuroprotector. Y tanto en hombres como mujeres ocurre un pico de TESTOSTERONA que nos invita a la divina fusión de ambos cuerpos con total atención y disfrute sexual pudiendo superar las fronteras del tiempo y espacio hasta alcanzar sensaciones de placer nunca descritas.

Siguiendo este baile pleno de amor, están esos abrazos, expresiones de cariño, afecto, esos cálidos y tiernos besos que se relacionan con la liberación de otro neurotransmisor que es la OXITOCINA generando la sensación de unión, cariño, confianza, seguridad, la certeza de que podemos contar el uno con el otro, tan necesario para vivir más y mejor, la seguridad que podemos dar lo mejor de nosotros mismos y lo podemos compartir.

Definitivamente el milagro de la vida existe para SER FELICES Y OPTIMISTAS  a pesar de las dificultades y DIOS nos ha dotado de ese milagro físico y espiritual que es nuestro CEREBRO con el cual podemos disfrutar plenamente de cada minuto de vida, del AMOR y, sin lugar a dudas del BESO!

¿Besas bien?

Sobre el autor

El Dr. Ciro R. Gaona Yáñez es médico neurólogo y motivador. Coordina y realiza trabajos de investigación a nivel internacional y nacional en especial en el área de envejecimiento y memoria.  Actualmente es el Director Médico de la Fundación Alzheimer de Venezuela. Autor de varios libros: “Sin duda…el Alzheimer cura”,  “Alzheimer: No estás sólo”, “La comunicación en Parkinson y Demencia: ¿Qué hacer?”,  “Mi mejor día…Hoy”. Conductor del programa de Radio “Años Dorados” . Director de la página web www.semeolvidatodo.com