Para los runners, correr es una actividad que más allá de ser un deporte y una forma de mantener el bienestar forma parte de su estilo de vida. Nos levantamos temprano en la mañana a correr y, aunque hay mañanas en las que nos cuesta, la mayor parte de las veces nos levantamos con gusto. Cuando estamos saliendo con alguien que también disfruta del running o comenzamos a salir con un runner, queremos correr con nuestra pareja pues nos parece lógico que si ambos disfrutamos del running, ¡deberíamos disfrutar entrenar juntos!

Y allí está el detalle: el hecho de que a los dos les guste el running no quiere decir que les va a gustarcorrer juntos. Muchos factores influyen en esto: la personalidad, el objetivo, el plan de entrenamientoy cómo abordemos el running como pareja.

¡Conoce con quién corre el runner iberoamericano en nuestra infografía!

Con motivo de San Valentín, decidimos reunir algunos consejos que pueden ayudarlos a desarrollar esa relación de running con su pareja o bien a construirla tomando en cuenta estos aspectos:

  1. Sean la fuente de motivación y apoyo del otro: No hay mucho que decir sobre esto. Traten siempre de hacer comentarios motivacionales y de apoyo antes, durante y después de las carreras o entrenamientos.
  2. Definan el propósito de la sesión: Si el propósito es salir a correr por pasar un tiempo juntos, entones deben dejar sus objetivos competitivos a un lado.
  3. Conversen sobre sus planes y obejtivos: Es bueno conocer cuáles son los objetivos de tu pareja y que tu pareja conozca los tuyos. Planifiquen los entrenamientos y tomen un tiempo, puede ser durante el estiramiento post-entrenamiento, para conversar sobre la sesión.
  4. Dejen la competitividad en casa: Esta la vamos repetir porque es la más consistente ¡No conviertas cada sesión en una carrera!
  5. Compañía, no significa tiempo para charlar: Este es un punto muy personal y que variará de día a día. Hay veces que queremos hablar, otros que no. Debemos estar en sintonía con lo que quiere nuestra pareja. Si no quiere charlar, entonces disfrutemos el momento juntos.
  6. Sean Creativos: Muchas veces va suceder que tanto los objetivos como los planes de entrenamiento no van a coincidir. Por ejemplo, pueden planificar para hacer el calentamiento juntos, hacer cada uno su sesión de entrenamiento y reencontrarse para el enfriamiento y la elongación posterior al entrenamiento.
  7. Conquisten objetivos juntos: Buscar carreras e inscribirse juntos (no necesariamente al mismo paso) es una actividad que sin duda los hará acercarse y sentir que correr es un plan de los dos. Definan un nuevo objetivo (un 21K, 42K, trail, etc) y trabajen juntos (cada uno a su ritmo y estlilo) para conquistar ese objetivo.
  8. Que sea una actividad familiar: Si tienen familia y hay momentos en los que no pueden correr porque uno de ustedes debe permanecer en casa cuidando a los niños, entonces conviértanlo en una actividad familiar.
  9. ¿Y si no funciona?: Esto siempre puede suceder. Querer un tiempo a solas no es algo malo. En todo caso, nunca dejen de motivar y mostrar interés por el entrenamiento y los planes de su pareja.

Y tu, ¿Corres con tu pareja o prefieres correr por tu cuenta? ¡Cuéntanos sobre tu experiencia!

Artículo Recomendado: Balanceando nuestra vida con el running: El triángulo del Corredor

Fuentes: About.com, Women’s Running, Runner’s World