Un equipo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de España, ha diseñado un chip de tan solo medio milímetro capaz de detectar el Virus de Inmunodeficiencia Humana tipo 1 (VIH-1), tras una semana de haber contraído la infección.

De acuerdo con Priscila Kosaka, una de las diseñadoras de esta tecnología, la detección precoz es la clave para prevenir la transmisión del virus. “El potencial de infecciosidad del VIH en la primera etapa del contagio es mucho mayor que en etapas posteriores”, agrega la investigadora.

Los experimentos realizados permitieron detectar una proteína presente en el VIH-1, el antígeno p24, en concentraciones 100 mil veces inferiores que los sistemas actuales que únicamente detectan el denominado virus de tres a cuatro semanas antes de que se produzca el contagio.

Lea también: Desarrollan toalla femenina para detectar enfermedades venéreas

Igualmente, el tiempo total que dura el ensayo (cuatro horas con 45 minutos) permite que los resultados de la prueba se puedan obtener el mismo día de su realización. Estos resultados han sido publicados en la revista PLOS ONE y reseñado por el diario español El País.

El chip o biosensor une estructuras micromecánicas de silicio con nanopartículas de oro que funcionan como anticuerpos para el antígeno p24. “La sangre tiene más de mil proteínas diferentes e intentar detectar una cantidad tan pequeña de antígenos es como buscar una aguja en el pajar”, indica Javier Tamayo, perteneciente al Instituto de Microelectrónica del CSIC.

Por otra parte, añade que el uso de la tecnología de biosensores, en combinación con los teléfonos móviles, podría simplificar diagnósticos a futuro.

El biosensor se emplea para la detección precoz de cáncer

Actualmente, el chip se usa en la detención temprana de algunos tipos de cáncer como el de próstata. Consiste en utilizar la parte física del biosensor donde se incuban soluciones específicas que permiten detectar los biomarcadores que indican la presencia de células cancerígenas.

El equipo de investigadores de esta tecnología está realizando los trámites pertinentes para que este chip pueda estar en hospitales y laboratorios de diversos países en los próximos tres o cuatro años.

Tomado de El País