Atravesar por una enfermedad como el cáncer es un proceso sumamente doloroso. No solo para el paciente, sino también para sus familiares, amigos y hasta para sus compañeros de trabajo, debido a que resulta un choque emocional muy fuerte y aún no existe una fórmula mágica para comunicar este tipo de noticias, ya que no todas las personas reaccionan de la misma manera. Hay a quienes les resulta más fácil asimilar una noticia de esta magnitud, mientras que otras personas se comportan de manera más reservada e incluso se aíslan.

A pesar de que el cáncer es una de las enfermedades más fuertes, ésta no es sinónimo de muerte. Es normal para quien la padece el sentir temor, rabia, tristeza y preocupación y es ahí donde surge la pregunta ¿por qué a mi? Sin embargo, diversas investigaciones han demostrado que el acompañamiento familiar y de las amistades es sumamente importarte para superar y ganarle la batalla a esta afección.

Lea tambíen: Cómo prevenir el cáncer de forma temprana

Recomendaciones

La médico psiquiatra y presidenta de la Asociación Venezolana de Psicoterapia, Gioconda Medrano, asevera que “cada persona, de acuerdo a su historia de vida, experiencias, estilo de vida, etc es un repertorio de diferentes mecanismos defensivos que le permitirán afrontar la enfermedad de diferentes maneras”.

En ese sentido, ofreció algunas recomendaciones a la hora de dar un diagnóstico:

• “Informar al paciente acerca de la enfermedad en términos sencillos y comprensibles.
• Conocer bien al grupo de apoyo del paciente.
• Responder a las inquietudes del paciente y sus familiares.
• Permitirle al paciente la expresión de sus angustias, miedos, temores generados por el diagnóstico”.

De igual forma, la doctora Medrano señaló lo importante que es que el paciente y su familia que reciban asistencia psicológica. “Un trastorno de cáncer genera muchísimas expectativas negativas en el paciente y su entorno, por lo que deben trabajar en conjunto”.

¡Tengo Cáncer! ¿Cómo se lo digo a otras personas?

Cuando es a nosotros que nos toca enfrentar la dificultad de comunicar a familiares y amigos este diagnóstico, lo primero que debemos hacer es asimilar la realidad de lo que nos está ocurriendo y esto se puede lograr hablando con personas cercanas. Se ha comprobado que los niveles de estrés disminuyen e incluso, muchas personas han manifestado que conversando con alguien más, comienzan a resolver los problemas y a considerar otros aspectos a medida que sus familiares y amigos les hacen preguntas para visualizar un panorama diferente y más positivo.

Resulta útil iniciar preparando una lista de las personas con quien queramos hablar sobre esta situación. Después se puede elaborar un segundo listado de con los nombres de los menos allegados para que puedan ser notificadas posteriormente mediante algún amigo o familiar.

Intentar hacer cosas distintas nos puede también ayudar a conseguir lo que realmente nos motive a luchar en contra de este flagelo, al igual que mantener a nuestro núcleo familiar informado e involucrado acerca de la evolución de la enfermedad. Con eso podemos conseguir el equilibrio emocional y aliviar el peso que llevamos sobre los hombros.

Lea también: Madre e hija cuentan cómo el cáncer les cambió la vida (+video)

Con información de ScienceDirect, Cancer.org