Todos alguna vez hemos pasado por las molestas y terribles espinillas, también conocidas como barros o granos, en nuestra piel y casi siempre aparecen en esos días que tenemos un evento importante y queremos lucir radiantes. Pero ¡Oops! aparecen estas enemigas y nos hace recurrir a las manos para explotarlas, sin pensar en el daño o marca que dejaremos en nuestra piel.

Una vez más acudimos a los remedios caseros, muy queridos por nuestras abuelitas, y muchas veces ignorados. Pues por lo general son ingredientes comunes que tenemos en casa, que son fáciles y prácticos de usar. Así que no más dudas y dile adiós a las espinillas.

Lea también: 6 recetas caseras sencillas para combatir el acné

Hielo

Para bajar la hinchazón de un grano, un cubito de hielo es la solución. Además de ser económico y sencillo. Eso sí, se recomienda envolver el hielo en un pañito antes de llevarlo a la piel, de lo contrario podrías quemarla con el frío. Deja que actúe sobre el barrito por unos cinco minutos y verás cómo poco a poco el chichón se habrá reducido.

Ajo y limón

El ajo es un vegetal muy efectivo para desinflar. Se deben triturar dos dientes de ajo y añadirles unas gotas de limón. Esta mezcla se aplica sobre la zona afectada por unos 15 minutos. Para mayor efectividad se debe repetir la dosis varias veces al día.

Limón y sal

Realiza una combinación entre el jugo de un limón y una cucharadita de sal. Se mezcla bien, se aplica y se deja por un rato. Verás cómo el proceso de curación es más rápido.

Vinagre de manzana

Este es otro ingrediente básico gracias a las propiedades que tiene el vinagre. Vierte este líquido en la mitad de un vaso y agrega tres cucharadas de agua. Con esos ingredientes, haremos una mezcla a la que se le añadirá un cucharadita de sal para lavarse el rostro con esta gran combinación antes de acostarse.

Pasta de dientes

Gracias a su gran contenido de flúor nos puede ayudar a reducir toda la hinchazón. Solo tienes que tomar un poco de esta pasta con los dedos y colocarla sobre el grano o barro unos minutos hasta que ésta seque. Luego retiras y limpias con agua. Esta acción se puede repetir hasta que veamos que la espinilla desaparece.

Aspirina

Parece mentira pero la aspirina es bastante útil en nuestra vida para los remedios caseros. Debemos machacar una de ellas y colocarle unas gotitas de agua. Mezclamos bien y obtendremos una pasta. Colocamos sobre el grano y después de unos minutos enjuagamos. Veremos cómo en un par de días el dolor y la hinchazón desaparecen.

Estos trucos de belleza son fáciles y sencillos, practícalos en casa y no olvides conservar siempre la higiene a la hora de aplicarlos.

Lea también: Remedios naturales que te ayudarán a mejorar tu piel

Con información de: Bezzia.com