Japón es la nación desarrollada con el índice de obesidad más bajo, ya que registra este rasgo en tan sólo un 3,5% de su población adulta. Y es que este país se encuentra en la lista de los 50 países del mundo que luchan contra la pobreza, el hambre y la inseguridad. Sin embargo “La nación del Sol Naciente” sobresale aun estando en el puesto número 38 entre Mali y Zimbabue.

En vista de que el nivel de obesidad y sobrepeso en Japón es tan bajo en comparación con otros miembros del G8 (el grupo de los países con las economías más industrializadas del planeta) las diferencias son grandes: Alemania, Francia e Italia tienen entre 21% y 22%; Reino Unido un 26% y casi en el otro extremo de la clasificación mundial está Estados Unidos, con un 33,6%, que el gobierno japonés prefiere planificar sus estrategias políticas de acuerdo al nivel de peso, para que los números sean más altos.

La experta en nutrición para la región del Pacífico Occidental de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Katrin Engelhardt, explicó cómo esta nación ha logrado mantener tan bajo el nivel de obesidad y sobrepeso en todas las edades de la población.

Lea también: Conoce el método japonés que te hará llegar a los 100 años

Salud Japón 21

Engelhardt aseveró que el gobierno se encuentra altamente comprometido con sus políticas e invierte recursos importantes en cuanto a materia de nutrición y educación para la salud con leyes específicas.

“Salud Japón 21” es el nombre que se le dio a la campaña nacional para promocionar la salud, donde la experta en nutrición destacó dos leyes que han resultado exitosas en ese país: La ley Shuku Iku y La ley Metabo.

Ley Shuku Iku

El objetivo principal de esta ley es informar y educar desde los colegios a los más pequeños en preescolar hasta la secundaria sobre la cadena alimentaria y la nutrición adecuada. Esta norma se encuentra vigente desde 2005 y determina procesos como:

  • “Los menús saludables en las escuelas
  • La contratación de nutricionistas profesionales que además tienen titulación de profesores y dan clases específicas sobre alimentación.
  • La promoción de una cultura social alrededor de la comida: los niños ayudan a preparar y a repartir la comida en el colegio, cada día a la hora de comer transforman la clase en una suerte de restaurante; ayudan a poner la mesa y el mantel; se sirven unos a otros y comen juntos. Mantienen la idea de que “comer es un acto social”, señaló Engelhardt.

Adicional, la especialista afirma que en Japón “no hay tiendas ni máquinas expendedoras de comida dentro de los colegios así que los alumnos difícilmente puedan conseguir tentempiés que no son saludables, como papas fritas o refrescos azucarados”.

La ley Metabo

Esta segunda norma va especialmente dirigida a una población más adulta, entre los 40 y 75 años, en la que consiste motivar a realizarse una medición anual del contorno de la cintura.

La OMS alerta que una circunferencia superior a los 94 centímetros para hombres y más de 80 cm para las mujeres representa un riesgo mayor a contraer complicaciones metabólicas, como enfermedades cardiovasculares.

Estas mediciones no sólo son promovidas por el sector público sino también en las empresas. “Los empleadores tienen un día anual claramente identificado en el que todo su personal debe medirse la circunferencia de la cintura”, manifestó la especialista.

De esta forma las empresas animan a los empleados a realizar más ejercicios e invitarlos a tener una dieta más saludable si las medidas no son las esperadas.

Por lo tanto las compañías ofrecen espacios a sus trabajadores para realizar alguna práctica física durante el horario laboral. En algunas empresas hay disponibles gimnasios o canchas deportivas. También incentivan a los empleados a caminar o manejar bicicleta para acudir al trabajo. Para esto, el gobierno promueve activamente la seguridad vial y facilitar el ejercicio.

Comida tradicional y porciones pequeñas

En Japón se le da mucha importancia a la comida típica, quizás ese respeto a la tradición cultural ayuda a los japonés a cuidar el peso.

“En Japón en los eventos familiares, en la cocina tradicional, se sirven muchos platos en porciones pequeñas, con muchos vegetales y con mucha comida fresca“, destacó Engelhardt.

Lea también: Trucos japoneses con los que podrás adelgazar

Con información: www.bbc.com