Sonreímos cuando nos sentimos bien, cuando pasa algo gracioso, cuando estamos contentos o emocionados por algún motivo, y así hay infinidad de situaciones que nos hacen sonreír. Una sonrisa estética, armónica y natural, puede respaldar lo que esté expresando en un determinado momento.

Muchas veces en momentos en los que las palabras no pueden cubrir el espacio, lo puede hacer la sonrisa, ya que ella dice mucho de nosotros.

Es por esto que hacemos énfasis en que la estética dental ha dejado de ser un capricho y actualmente se considera un elemento importante en el conjunto de la imagen personal, ayudándonos a lograr metas y sueños racionales.

Una bonita sonrisa es el broche de oro de la imagen personal y ya no es solo deseable por motivos de belleza, si no que además se ha convertido en síntoma de salud y tarjeta de presentación

La importancia de la sonrisa en la imagen personal es clave para el éxito en una entrevista profesional, para demostrar y transmitir seguridad, carisma y empatía y así dar a conocer parte de nuestro interior y de nuestra personalidad, como también nuestro estado de ánimo y humor. Recuerda que en una entrevista de trabajo no existe una segunda oportunidad para causar una primera impresión.

El equilibrio  facial queda resaltado e iluminado con una sonrisa blanca, sincera y en armonía, que se puede lograr actualmente utilizando algunos de los procedimientos odontológicos más vanguardistas y tecnológicos y así mejorar nuestra imagen personal.

Lea también: La caries dental en la vida moderna del venezolano

sonrisa entrevista trabajo                     Foto referencial

Tu sonrisa te puede llevar lejos

Entre los optantes a un empleo, todo gerente o jefe de RRHH no solo busca aquel candidato con  más experiencia laboral o logros académicos, ellos no solo ven las aptitudes, si no también las actitudes, que la mayoría de las veces vienen acompañadas y respaldadas de una personalidad positiva, empatía, capacidad de comunicación y liderazgo,  acompañado de una sonrisa.

La sonrisa a diario

No solo debemos sonreír y tener buena actitud en la entrevista de trabajo o con lo jefes, la sonrisa no solo es para los directivos, sino con todos y para todos. Cuando le sonríes a un compañero o colega al hablar de temas laborales, mejoras su aceptación predisponiéndolo en un modo mas receptivo que si lo hicieras con gestos bruscos y de enojo.

Lea también: Ortodoncia en la tercera edad. ¿Mito o realidad?

Sonrisa entrevista laboral

Foto referencial

 

En tiempos de crisis

En momentos difíciles  las personas buscan cuidar y mejorar cada vez más su empleo. Generalmente una persona con gestos agradables  y sin miedo a sonreír proyecta un autoestima elevado y mayor confianza en sí mismo, demostrando que estas personas tienen más chance de obtener nuevos trabajos, más ventas, ascensos y promociones.

Tal cual como me lo comentaba una paciente, que acudió a su control post ortodoncia 6 meses después de haber terminado su tratamiento. No solo cambió su sonrisa, si no también, su postura al caminar, actitud, forma de hablar, y hasta de vestir, generando en ella mayor seguridad al hablar y expresarse.

Esta paciente se dedica al área de ventas de una reconocida empresa de bienes y raíces, y nos comentaba que ahora logra mayor conexión con sus clientes, mayor credibilidad, mejor actitud y convencimiento, dando como resultado un incremento significativo en sus ventas.

Martin Luther King, advirtió la importancia que tiene este rasgo tan importante y característico de los humanos. “La sonrisa es el arma de los hombres inteligentes”

Lea también: Ortodoncia en edades tempranas: 6,7,8 años. ¿Mito o realidad?

Solo tienes una oportunidad!

No hay otra, es en esa entrevista laboral el único momento que tienes para poder deslumbrar e impresionar. Recuerda que una sonrisa estable y genuina es indispensable a la hora de enfrentarse a una oportunidad laboral, ya que el 85% de nuestra comunicacion, no es verbal

Siempre ten presente que “Es más sencillo obtener lo que se desea con una sonrisa, que con la punta de una espada” (William Shakespeare)

¿Y tú en quién confías tu sonrisa y tu imagen personal?

Carlos Rauseo