EL zinc es uno de los minerales más importantes para nuestra vida, debido a la gran cantidad de beneficios y propiedades que contiene.

Gracias a sus enzimas, que intervienen en todas las áreas del metabolismo, el zinc es muy importante en nuestra dieta.

Es por eso que en A Tu Salud le dedicamos un espacio a este oligoelemento.

Beneficios del zinc

Su uso favorece al sistema inmunológico, aumentando la resistencia contra infecciones e inflamaciones.

Posee un efecto antioxidante, que resulta atractivo para quienes realizan ejercicios. Además, protege las membranas, mucosas y la piel. Las heridas pueden cicatrizar con mayor rapidez.

Las enzimas que se encuentran en el zinc notifican el transporte del dióxido de carbono, desarrollando la capacidad pulmonar. Por tal motivo, muchos atletas consumen suplementos nutricionales de zinc durante el periodo de entrenamiento para una carrera de resistencia.

Asimismo, las madres gestantes lo encontrarán muy beneficioso para el desarrollo del embarazo. Como también, es aconsejable para mujeres que realizan actividades deportivas durante la menstruación.

Lea también:  ¿Hipotiroidismo? Atención con estas recomendaciones

Propiedades del zinc

Este oligoelemento está presente en nuestro cuerpo, concentrándose en el área genital, cabello, uñas y en los tejido pigmentados del ojo. Por lo que su función es viral para el organismo.

El zinc influye de forma directa en más de 70 enzimas, que elevan el nivel metabólico protegiéndolo contra bacterias y elementos tóxicos. También, forma parte de la evolución celular, recomendado para periodos de gestación, crecimiento e incluso rehabilitación de lesiones.

Síntomas de la carencia del zinc

La carencia de zinc en el organismo altera las funciones bioquímicas y metabólicas. Esta insuficiencia, puede darse por diferentes escenarios como la desnutrición, el alcoholismo, las enfermedades renales crónicas, entre otras.

Estos síntomas se pueden manifestar también por pérdida excesiva de sudor u orina. En el caso de los hombres, se pueden manifestar problemas de próstata y en las mujeres irregularidades menstruales.

Sus niveles pueden definirse como leve, moderado y severo. La carencia leve se manifiesta a través de una deficiencia crónica en la función inmune y un atraso en el crecimiento de los niños y adolescentes.

La carencia de orden moderado se caracteriza por desórdenes alimenticios, lento cicatrizado de las heridas y cambios neurosensoriales.

Cuando la carencia es severa, se presentarán signos agudos de dermatitis, infecciones intercurrentes, depresión, anorexia, alteraciones de la capacidad reproductora, diarreas, alopecia, trastornos conductuales.

Contraindicaciones del zinc

La ingesta excesiva de zinc puede producir  intoxicaciones que afectan principalmente el funcionamiento de los riñones, el sistema inmunológico y los niveles de colesterol HDL en sangre (colesterol bueno). Salvo en casos de aguas con una mineralización excesiva, resulta casi imposible llegar a ingerir un exceso de zinc con la alimentación.

Dada esta realidad, es fundamental mantener el equilibrio: la dosis diaria recomendada de zinc es de 15 mg y puedes encontrarlo en estos alimentos…

El zinc en los alimentos
  • Ostras
  • Germen de trigo tostado
  • Hígado de ternera
  • Carne de res asada
  • Semillas de calabaza/auyama
  • Semillas de sandía/patilla secas
  • Chocolate negro y cacao en polvo
  • Cordero
  • Maní
  • Cangrejo

Lea también: Minerales que necesita el cuerpo humano

Antes de ingerir suplementos de zinc es importante que consultes con un médico especialista, quien te indicará la cantidad correcta y el tiempo necesario de consumo.

Con información de: guiafitness y vix.com