Aprende a manejar tus ataques de pánico

Aprende a manejar tus ataques de pánico

Por DA-Equipo de redacción A tu Salud

La ansiedad y los ataques de pánico van de las manos y afectan a millones de personas alrededor del mundo. Los síntomas en ocasiones están acompañados de pensamientos violentos y perturbadores. Son pensamientos destructivos, ideas que en un estado normal nunca tendríamos y por lo general son oscuros.

A través de estos ataques el cerebro es asediado por el Trastorno de Ansiedad Generalizada, que incluso, puede perjudicar o lastimar nuestras vidas. En un ataque de pánico o de ansiedad el cerebro decide que “sentirse normal está bien, pero ¿sabes qué es mejor? ¡Vivir bajo una constante amenaza de peligro!”,  lo que conlleva una carga de adrenalina en el corazón, desencadenando una respuesta de lucha o huida.

Lea también: Depresión: Trastorno que afecta a 322 millones de personas

Surfea la ola

Cuando vivimos bajo los efectos de la ansiedad, esta se alimenta del miedo y nos hace hacer cosas estúpidas o sin sentido para tratar de sentirnos bien, como por ejemplo: hiperventilar más de lo común, no responder correctamente, huir de una reunión en público y hasta encerrarnos en el baño por un lapso de tiempo. A esto se le puede llamar “comportamientos de seguridad”.

Tratar de surfear la ola y enfrentar lo que nos está causando temor. Solo así sabremos que sí podemos sobrevivir ante la situación.

Los ataques de pánico son aterradores; nos hunden en un agujero negro de autoenfoque, aislándonos de lo que está sucediendo a nuestro alrededor, lo que nos entierra aún más en el ataque.

¡Respira!

Regresar y tomar la situación en la que estamos. Es importante observar lo que sucede a nuestro alrededor y quienes están en el lugar. Pronuncia sus nombres o si estamos con extraños es válido inventarlos, tratemos en lo posible recordar o crear historias divertidas que nos hagan reír.

Obligarnos a salir de nuestra mente y así saldremos del pánico, respirar y decirnos a sí mismos “no eres mi dueño y voy a sobrevivir”.

Lea también: Beneficios de dormir bien

Encuentra una red de apoyo

Sufrir cualquier problema de salud mental puede hacernos sentir que estamos solos. Sin embargo, es indispensable primero, aceptar que atravesamos por una crisis y buscar el apoyo necesario, ya sea por medio de la familia, amigos y la ayuda de un especialista experto en la materia.

El régimen de aislamiento y mantener los sentimientos en secretos son las sogas con los que la ansiedad nos estrangula. Fúgate. Habla sobre lo que te está pasando. Habla de tu dolor.

Lo más importante es saber que si vamos a sobrevivir. Podemos vivir con la ansiedad. Podemos encontrar trucos que nos ayuden a ser la mejor versión de posible de sí mismos, a pesar del pánico.

Lea también: Hay situaciones que generan ataques de pánico

Con información de www.bbc.com

Comentarios