¿Por qué tenemos hambre después de entrenar?

¿Por qué tenemos hambre después de entrenar?

0 161

Por: Diana Aponte

Realizar algún tipo de actividad física es importante y necesario para mantenernos en el peso adecuado y gozar de un buen estado de salud. También sabemos que para tener un cuerpo saludable, debemos tener un control sobre la cantidad de calorías que ingerimos y gastamos. Además, el ejercicio es ideal para quemar dichas calorías. Pero ¿qué ocurre en nuestro organismo, que después de realizar alguna práctica deportiva, tenemos hambre?

La entrenadora personal Beatriz Garaicoechea, comentó que no necesariamente tenemos hambre al culminar un entrenamiento físico. Sin embargo, acotó que es “normal y lógico sentir hambre después del ejercicio ya que el cuerpo necesita reponer energía”, porque todo depende de lo que se ha consumido durante el día.

Lea también: Aprende a balancear tu metabolismo

Mantener una alimentación balanceada, comiendo sano y “tomando conciencia de qué es lo que nos llevamos a la boca”, permite controlar el hambre después de una jornada de entrenamiento. La instructora expresó que se deben evitar “alimentos procesados, excesos de azúcar, sal, grasas saturadas y eliminar de nuestra dieta, en la medida de lo posible, las grasas trans”.

Para Garaicoechea el estrés también podría ser un factor psicológico determinante, ya que “la ansiedad hace que las personas coman demás. En estos casos, lo más recomendable es que visite algún especialista en la materia” aseguró.

¿Debo comer antes de entrenar?

Según la experta es recomendable ingerir algún alimento antes de entrenar porque “el cuerpo necesita todos los macro nutrientes para poder completar una rutina de ejercicios con suficiente energía y sin  comprometer su masa muscular de 90 a 120 minutos antes del ejercicio”.

¿Qué alimentos puedo consumir y cuáles no antes y después de entrenar?

Antes de iniciar cualquier rutina de ejercicios es importante consumir carbohidratos complejos como la avena y el cambur, entre otros, que son los que nos proporcionan la energía por períodos de más tiempo. Los alimentos pesados, como las frituras o salsas, se deben evitar a toda costa.

De igual forma, una vez que ya hayamos culminado el entrenamiento físico, se debe reponer el gasto calórico. Por lo que es conveniente la ingesta de proteínas como el huevo, o carne de aves para la regeneración muscular; carbohidratos y grasas buenas como el aguacate y el aceite de oliva.

Bien sabemos que el desayuno es la comida más importante del día por lo que “debemos comer alimentos variados en ella, incluir proteínas nos ayuda a mantenernos saciados por más tiempo y llegar al almuerzo sin sentir tanta hambre”, aseveró la experta.

Garaicoechea refirió la alimentación correcta antes de un entrenamiento físico como clave fundamental para controlar el apetito una vez culminemos el ejercicio. No debemos olvidar o dejar al lado la hidratación “antes, durante y después de cualquier práctica deportiva”, concluyó la entrenadora.

Lea también: La hidratación en entrenamientos físicos

La entrenadora personal Beatriz Garaicoechea, la podemos contactar a través de sus redes sociales: Instagram Beagfitness, Facebook y Twitter como Beatriz Garaicoechea.

Comentarios