La hipertensión arterial sistémica (HAS) es la presión alta que se podria evidenciar en los vasos sanguíneos que llevan líquido del corazón a los tejidos del cuerpo menos a los pulmones. En la actualidad la tasa de prevalencia es más común en los adultos, por lo que se considera un aviso de la presencia de eventuales enfermedades cardiovasculares. Su diagnóstico se debe al registro de repetidas mediciones a través de un tensiómetro.

La doctora Doris Cerecedo, del Instituto Politécnico Nacional en México, desarrolló un método eficaz para la detección a tiempo de este padecimiento por medio de una muestra de sangre.

Para ello, identificó un biomarcador presente en las plaquetas de los pacientes hipertensos que provoca la entrada de sodio a las células, favoreciendo la formación de coágulos que puede conllevar a infartos o accidentes vasculares cerebrales. A raíz de este estudio trabaja en la creación de un biosensor.

Lea también: Investigacion venezolana busca analizar efecto de la Hipertensión

El biomarcador que regula las células

La investigadora explicó que un biomarcador diagnóstico es una molécula que genera información acerca de un padecimiento. “El marcador biológico identificado en este estudio está presente en plaquetas, que son pequeñas estructuras sanguíneas cuyo papel más conocido es el de la reparación de vasos sanguíneos dañados y evitar que un individuo se desangre”.

En una proteína de membrana se encontró el biomarcador que regula la entrada de sal a las células. Durante el estudio se determinó que las plaquetas de pacientes con hipertensión no solo tiene una elevada cantidad de sodio en sus membranas, sino que además están más en movimiento, lo que puede producir la formación de coágulos, y por ende, infartos y accidentes cerebrales.

“Las plaquetas están normalmente en reposo y solo se activan cuando reciben una señalización específica que les dice cuándo y dónde agregarse para formar un coágulo. En un individuo con hipertensión, estas estructuras ya circulan preactivadas”, aseveró la investigadora.

Por lo cual, “se desarrolló un dispositivo que hará uso de nanopartículas de oro para diagnosticar a partir de una muestra de sangre”, afirmó.

La investigación no descansa

Según la doctora  Cerecedo Mercado, actualmente ya se iniciaron los trámites de registro del biomarcador. Sin embargo, la investigación continúa y están en curso estudios que permitirán conocer el papel del canal de sodio en otros tipos celulares del tejido sanguíneo como son los glóbulos blancos y rojos para encontrar su posible contribución a la fisiopatología de la hipertensión arterial.

Lea también: Hipertensión de bata blanca: respuesta psicológica al estrés médico

Con información de invdes.com.mx