Medicina predictiva un logro científico para la salud

Medicina predictiva un logro científico para la salud

0 99

Por DA-Equipo de redacción A tu Salud

La medicina predictiva  es una disciplina relativamente nueva, pero que cada día cobra más popularidad. Su objetivo principal radica en evaluar qué factores ponen en riesgo a una persona frente a una enfermedad y buscar las respuestas al tratamiento con base en información genética.

La creciente disponibilidad de pruebas genéticas y la secuenciación del genoma humano, diseñado para leer los tres mil millones de caracteres que conforman nuestro patrimonio genético, está contribuyendo con el desarrollo de la medicina predictiva.

El genoma humano es el conjunto de genes contenidos en los cromosomas; en ellos reside la información genética de cada persona.

La medicina personalizada se basa en aprovechar los conocimientos de la medicina predictiva para diseñar terapias ad hoc, basadas en las características genéticas de cada individuo.

Lea también: La medicina personalizada me salvó la vida

Aplicaciones de la medicina predictiva

En marzo de 2015, Angelina Jolie se sometió a una cirugía preventiva para retirar ambos ovarios; en 2013 le practicaron una mastectomía bilateral (extirpación de senos). En un artículo publicado en marzo de ese año, en The New York Times, la actriz comentó sobre su experiencia para que “otras mujeres en riesgo conozcan las opciones que hay”.  Y relató: “Hace unos años escribí sobre mi decisión de someterme a una mastectomía bilateral preventiva. Un examen de sangre mostró que tengo una mutación en el gen BRCA1. Mi riesgo para desarrollar cáncer de mama es 87% y 50% para cáncer de ovario. Perdí a mi madre, a mi abuela y a una tía por cáncer”.

Se debe tomar en cuenta

Por su parte, ser portador (tener la mutación del gen), no significa necesariamente que la enfermedad, en este caso los cánceres, se manifiesten. Otros factores deben considerarse:

Primero: someterse a valoraciones preventivas (ultrasonidos, mastografías, exámenes de laboratorio) sigue siendo la opción adecuada.

Segundo: el costo de la prueba varía mucho, en promedio $65 mil, erogaciones con frecuencia no contempladas por compañías de seguros y no disponibles en la mayoría de los hospitales públicos.

Tercero: existe la posibilidad de sobreactuación, es decir, operar a mujeres portadoras sólo por el hecho de serlo.

El dilema es complicado

¿Qué hacer entonces cuando se tiene un factor de riesgo para cáncer pero no es seguro que la enfermedad se manifieste? La respuesta exige individualizar y basar la acción en criterios éticos.

Vía internet es posible localizar empresas que por medio de una muestra de saliva y no pocos dólares, informan sobre la posibilidad de desarrollar enfermedades frecuentes como diabetes mellitus o infarto al miocardio y otras no tan comunes como: Huntington y Alzheimer.

Para las primeras no es necesario realizar muestra de saliva ni gastar tanto dinero, basta consultar con un especialista. Para las segundas, sí, porque dado que no existe cura, se podrían llegar a prevenir.

La medicina predictiva es un inmenso logro científico. Balancear beneficios contra riesgos es el reto, por la posibilidad de aumentar la calidad de vida, de disminuir sufrimientos y de curar, cuando sea posible. Las perspectivas de diagnósticos precisos son grandes; las curas, y hasta incluso los tratamientos están en pleno desarrollo, pero abren un abanico de posibilidades nunca antes imaginado por los científicos.

Lea también: Dormir … la mejor medicina preventiva!

Con Información de elsiglodetorreon

Comentarios