Investigadores demuestran valía de una segunda opinión

Investigadores demuestran valía de una segunda opinión

0 156

Por MEB - Equipo de redacción A tu Salud

Mayo Clinic
Foto cortesía de Mayo Clinic

Muchos pacientes llegan a Mayo Clinic para obtener una segunda opinión o confirmar un diagnóstico, antes del tratamiento de una afección compleja. En un nuevo estudio, Mayo Clinic informa que hasta 88 por ciento de los pacientes regresa a su casa con un diagnóstico nuevo o más refinado, lo cual cambia el plan de atención médica y potencialmente su vida, mientras que en solo 12 por ciento se confirma el diagnóstico original como completo y correcto.

Estos resultados se publicaron en la Journal of Evaluation in Clinical Practice (Revista de Evaluación de la Práctica Clínica). La investigación estuvo dirigida por el Dr. James Naessens, doctor en ciencias e investigador sobre políticas de la atención médica en Mayo Clinic.

menopausia-a-tu-salud
Foto. Cortesía de Mayo Clinic
¿Por qué obtener una segunda opinión?

Cuando la gente enferma, busca un médico para encontrar soluciones, pero los médicos no siempre tienen la respuesta. Debido a la naturaleza rara de los síntomas o a la complejidad de la afección, los médicos a menudo recomiendan obtener una segunda opinión; aunque en ocasiones, son los mismos pacientes quienes buscan otra opinión.

Lea también: Conoce la historia de Nicole, la mujer que nació con dos vaginas

Esa segunda opinión puede llevar a la implementación más rápida de un tratamiento salvador o a la suspensión de terapias innecesarias. Además, una segunda opinión puede reducir el estrés del resto de la familia del paciente, cuando las noticias revelan que el nuevo diagnóstico no conlleva funestas implicaciones genéticas. Estas dos situaciones pueden ser el resultado de un error en el diagnóstico.

Foto cortesía Mayo Clinic
Existe buena probabilidad de que se ajuste el diagnóstico 

Para determinar el alcance del error en el diagnóstico, los investigadores examinaron los expedientes de 286 pacientes remitidos durante un período de dos años (1 de enero de 2009 al 31 de diciembre de 2010) a la División de Medicina Interna General de Mayo Clinic en Rochester por proveedores de atención médica primaria, conjunto al que anteriormente ya se estudió en otro tema relacionado. El grupo se componía de todos los pacientes remitidos por enfermeros especialistas y asociados médicos, junto a una cantidad igual de pacientes remitidos por médicos y seleccionados aleatoriamente.

El equipo comparó los diagnósticos con los que se remitió a los pacientes frente al diagnóstico final para determinar el grado de coincidencia entre ambos y, por tanto, el nivel de errores en el diagnóstico. En apenas 12 por ciento de los casos se confirmó el diagnóstico.

En 21 por ciento de los casos, el diagnóstico cambió completamente, y en 66 por ciento de los pacientes se refinó o redefinió el diagnóstico. No hubo diferencias significativas entre los tipos de proveedores de atención médica.

“El tratamiento eficaz y eficiente depende del acierto en el diagnóstico. Es preocupante saber que más de 1 de cada 5 pacientes puede tener un diagnóstico completamente incorrecto, no solo por los riesgos de seguridad que estos pacientes corren antes del diagnóstico correcto, sino también porque los supuestos pacientes no fueron remitidos en lo absoluto”, señala el Dr. Naessens.

Lea también: Opciones para cicatrices de acné que no mejoran con el tiempo

hombres-testoterona
Foto referencial. Cortesía Mayo Clinic
Los peligros de contener los costos 

A fin de controlar los costos cada vez mayores en el ámbito de la atención médica, las aseguradoras de salud generalmente limitan el acceso a profesionales fuera de su red, lo que resulta muy eficaz para restringir la remisión de pacientes. Más aún, los proveedores de atención médica primaria posiblemente tengan más confianza en su experiencia diagnóstica de lo justificado en un caso particular, o los pacientes tal vez carezcan de los conocimientos o de la seguridad en sí mismos para solicitar que se los remita a otro profesional.

“Eso puede impedir que se identifique un error en el diagnóstico y llevar al retraso del tratamiento y a complicaciones que derivan en tratamientos más caros y hasta en un daño o en la muerte del paciente. Nuestra intención es promover la obtención de segundas opiniones cuando el proveedor de atención médica no está seguro”, dice el Dr. Naessens.

En su nueva publicación titulada Improving Diagnosis in Health Care (Mejorar el diagnóstico en la atención médica), la Academia Nacional de Medicina cita a los errores en el diagnóstico como un componente importante para determinar la calidad de la atención médica:

Pese a la omnipresencia de los errores en el diagnóstico y al riesgo de que el paciente sufra daños graves, dentro de los movimientos en pos de la calidad y la seguridad del paciente en la atención médica muy poco se ha valorado a los errores en el diagnóstico. Sin un enfoque específico sobre mejores diagnósticos, estos errores muy probablemente empeorarán, a medida que sigue aumentando la complejidad de la forma de brindar atención médica y del proceso de diagnóstico.

Los investigadores identificaron los costos relacionados con la obtención de segundas opiniones  y al respecto, el Dr. Nessens anota lo siguiente: “En los casos en que el diagnóstico final es diferente, el costo total es significativamente mayor que en aquellos en los que se confirma o refina el diagnóstico, pero la  alternativa puede ser mortal”.

El científico añade que él y su equipo están muy contentos con la solicitud de la Academia Nacional de Medicina para obtener fondos federales específicos que mejoren los procesos de diagnóstico y reduzcan los errores. Además, piensan investigar más sobre los errores en el diagnóstico y esperan encontrar formas de mejorar el proceso.

Si desea más información, visite mayoclinic.org

Comentarios