¿Sabías que estar sentando durante todo frente a una computadora, dormir mal e incluso un mal movimiento podrían generar un fuerte dolor de cuello? Este malestar es bastante común ¿Quiénes no lo hemos sufrido? Esta dolencia se produce principalmente cuando los músculos de esa zona del cuerpo se contraen, lo que dificulta el movimiento de la cabeza.

Es una situación que no demora mucho tiempo en desaparecer. No obstante, podemos ayudar a calmar el dolor e incluso acelerar su desaparición con unos cuantos remedios caseros naturales:

Lea también: Top 5 remedios caseros para el dolor de cabeza

Hielo

En una toalla o pañito envuelve unos cuatro cubos de hielo. A través de la tela se transmite el frío a la zona afectada del cuello. Una vez termines con este primer paso, debes aplicar calor. Para eso bastará una toalla con agua caliente durante 10 minutos.

Aceite de romero

Este tipo de aceite tiene propiedades antiinflamatorias y analgésicas que, al ser absorbidas, relajan los músculos adoloridos del cuello. Aplica una pequeña cantidad de aceite de romero y frótalo sobre el cuello con suaves masajes circulares.

Arcilla

Otro truco es emplear arcilla fría, desde la nuca hasta la parte alta de los hombros, durante aproximadamente media hora.

Ajo

Masajear el cuello dos veces al día con la mezcla de media cabeza de ajo triturada con una barrita de alcanfor, te ayudará a aliviar este dolor.

Lea también: ¡No más espinillas! 6 Remedios caseros para acabar con ellas

Como verás, estos cuatro remedios caseros, no solo te ayudarán a calmar el dolor de cuello sino que además, son 100% naturales, ahorrativos, prácticos y de fácil acceso.

Si el dolor persiste o te dificulta en exceso las actividades cotidianas, lo mejor es que consultes con un especialista, que pueda determinar el origen del mismo y un tratamiento farmacológico apropiado.

Con información de peru.com