Los traumatismos bucales pueden ocasionar  lesiones de los dientes y los tejidos blandos y duros que lo soportan que por lo general hoy en día se pueden producir por una acción violenta. Esta puede ser consecuencia de una infinidad de situaciones como golpes, caídas, contusiones por objetos en la cara, o la práctica de deporte y supone, igualmente, una infinidad de lesiones que pueden ir desde la fractura hasta la pérdida de uno o más dientes.

Los traumatismos dentales, pueden ir desde un pequeño golpe que produzca una pequeña linea o grieta de fractura, hasta una fractura o pérdida total de la pieza dentaria con laceraciones en encía y fractura y contusión del hueso que lo soporta.

diente roto

Foto referencial

Lea también: La caries dental en la vida moderna del venezolano

¿Qué hacer ante esta situación?

Primero que todo, intentar mantener la calma asi como en cualquier situación de emergencia. La zona de la boca está muy irrigada y muchas veces un trauma en los dientes va acompañado de alguna herida en labios, lengua o mejillas, zonas que sangran mucho e impide ver los dientes afectados. De manera que lo indicado es intentar limpiar la sangre de la zona con solución fisiológica, si la tiene disponible, o en su defecto  agua común, luego identificar la zona del tejido blando desde donde sangra  y comprimir por 2 minutos

Las acciones a seguir, van a depender del grado del traumatismo. En caso que se produzca una fractura coronaria, deberá colocar el diente en solución fisiológica o tratar de mantenerlo en boca como sea posible y acudir al odontólogo.

En caso que se produzca una avulsión (cuando un diente, conservando su integridad, sale de su alojamiento en el hueso) si es en edades infantiles y es un diente primario, hay que pasarlo por agua y reimplantarlo lo mas rápido que se pueda.

En caso de no poder reimplantar el diente o los dientes,  se debe morder una gasa estéril para parar la hemorragia e igualmente acudir lo más pronto posible al odontólogo.

Traumatismo dental

Foto referencial

El plan de tratamiento de los traumatismos en boca que involucran piezas dentales contará siempre con una historia clínica que contará con examen radiológico, fotografías y examen clínico para así emitir un diagnóstico y plantear un tratamiento, cuyo objetivo principal siempre será restablecer la fisiología, anatomía, integridad de las otras estructuras bucales adyacentes, y por su puesto la estética.

Lea también: Ortodoncia en la tercera edad. ¿Mito o realidad?

Los traumatismos dentales ocurren en su gran mayoría en la práctica de deportes, en accidentes de tránsito y en peleas o producto de la violencia. Las lesiones por estas dos últimas causas se caracterizan por afectar fundamentalmente al ligamento periodontal (luxaciones, avulsión) aunque también son frecuentes fracturas de la raíz o del proceso óseo que soporta al diente o los dientes.

Recuerda siempre proteger y cuidar tu cara en los deportes de contacto con los protectores o cascos pertinentes, utiliza el cinturón de seguridad cuando estés en algún vehículo, y si en algún momento de tu vida te ves envuelto en alguna alteración social, pelea o riña callejera, la primera acción es huir, de no poder, procede a cubrir tus partes nobles (cuello, pecho, cara).

Ten siempre presente que el mejor tratamiento ante estas situaciones es evitar un trauma dental, y la prudencia y responsabilidad forman parte de esto.

Y recuerda que salud no es ausencia de enfermedad. Salud es un completo estado de equilibrio y bienestar, entre lo físico, psicológico y social tomando en cuenta la estética.

Carlos Rauseo