En estos días de calor llega el momento ideal para consentir la piel y revertir el daño causado por el sol.
Seguramente, en tu rutina están incluidas las cremas faciales hidratantes.

Si eres de las que siempre quiere lucir un cutis suave y saludable, debes saber que aunque las cremas hidratantes evitan la evaporación del agua de las células y sus agentes humectantes permiten que la piel se empape y se rellene, su utilización no es suficiente para mantener la epidermis perfectamente hidratada, ya que necesita otros elementos nutritivos.

Lea también: Agua de rosas y glicerina para talones agrietados (+video)

La buena noticia es que estos nutrientes los puedes conseguir en mascarillas faciales como las que te traemos en nuestra dosis de hoy, que te podrán servir como guía, te ayudarán a eliminar toxinas y a atenuar las molestas espinillas.

Puedes hacer fácilmente una mascarilla humectante con los siguientes ingredientes:
 Una cucharada de levadura de cerveza.
 Un chorrito de jugo de limón.
 Agua templada.

Preparación y aplicación:
1. En un bol mezcla el jugo de limón y la levadura de cerveza, incorpora poco a poco el agua necesaria para formar una pasta densa pero suave.
2. Aplícala uniformemente y generosamente sobre el rostro, evitando el área de los ojos y deja reposar por 10 minutos.
3. Cuando termine el tiempo, enjuaga con agua tibia. ¡Los resultados son sorprendentes!

 

máscaras hidratantes

Foto referencial

Lea también: ¡Adiós afeitada diaria, hola depilación láser diodo! (+video)

Si lo que quieres es hidratar tu piel, tenemos una receta ideal para aportar todos los nutrientes que necesitas para mantenerla sana.
Ingredientes:
 Una clara de huevo.
 Medio cambur maduro.
 2 hojas de menta fresca.
 Una cucharadita de miel.
Preparación y aplicación:
1. Tritura la menta. Con un tenedor o batidor, bate la clara de huevo a punto de suspiro.
2. En un bol mezcla el cambur, la miel y la menta.
3. Incorpora en la mezcla con una paleta de madera la clara de huevo batida, hasta obtener una mezcla homogénea.
4. Aplícala uniformemente sobre el rostro, evita el área de los ojos, deja reposar por 15 minutos.
Nuestra rutina diaria puede hacer que nuestra piel se vuelva sensible, reseca, sobre todo si no estamos acostumbradas a darle los cuidados que merece. Estas mascarillas te ayudarán a humectar y nutrir tu piel, para recuperar su vitalidad.