Investigadores del Instituto de Tecnología de California, Estados Unidos, y de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich, Suiza, crearon una piel artificial que pueden sentir los cambios de temperatura que se producen a su alrededor.

El equipo fabricó una película delgada, transparente y flexible con un espesor de unos 20 micrómetros. Este material podría ser injertado en las prótesis para que los pacientes con algún miembro amputado puedan volver a sentir el calor.

Lea también: Avances científicos con proteína asociada a inmunoterapia contra PD-1 en pacientes con melanoma

Si quieres conocer todos los detalles sobre este genial avance científico, mira el video a continuación: