Un grupo de investigadores del Hospital estadounidense Brighan and Women´s realizó por accidente un importante hallazgo para el tratamiento de cáncer a través de un anticuerpo que puede influir en las células T reguladoras para que hagan que el sistema inmune aniquile las células cancerosas.

El descubrimiento se hizo cuando el grupo de científicos estudiaba las bases teóricas de la esclerosis múltiple. Así lo describió la publicación de la revista Science Immunology, quienes divulgaron el estudio.

Lea también:  Estar paralizado ya no es un problema para la comunicación (+video)

El hallazgo

Los especialistas localizaron un anticuerpo capaz de influir en las células T reguladoras. Este anticuerpo, según el equipo liderado por el neurólogo Howard Weiner, disminuye el crecimiento tumoral en los modelos de melanoma, glioblastoma y carcinoma colorrectal, por lo que se estima como promisorio en la inmunoterapia de esta enfermedad mortal.

“Como neurólogo, nunca esperé publicar un artículo sobre la inmunoterapia contra el cáncer”, comentó Weiner. “Pero ya que mi equipo estudió una subpoblación de células T que se supone que previenen la enfermedad autoinmune, tuvimos una idea: si el cáncer es lo contrario a una enfermedad autoinmune, podríamos cambiar nuestras investigaciones y pensar en cómo restaurar la capacidad del sistema inmune para prevenir el crecimiento del cáncer”.

Las células T reguladoras pueden, repentinamente, promover el crecimiento del cáncer al prevenir que el sistema inmunológico detecte y ataque las células cancerosas, explicaron los investigadores. Los anticuerpos conocidos como anti-LAP, por su parte, son capaces de bloquear los mecanismos esenciales de las células T y restaurar la capacidad del sistema inmune para luchar contra el cáncer.

Lea también:  Entérese de cuáles alimentos le ayudan a combatir el estrés

Con información de intereconomia.com