Recientemente, en el Congreso Europeo de Psiquiatría, se dio un aval a las clínicas virtuales y psicoterapias online. Ahora se les ve como la única opción con capacidad para atender el significativo y creciente número de casos de depresión, estrés y ansiedad que hay en el mundo.

En el Congreso, el profesor de psiquiatría de la Universidad de Columbia Británica en Canadá -y uno de los principales especialistas de la Asociación Mundial de Psiquiatría-, Michael Krausz, habló sobre la gran importancia que está cobrando la “salud mental digital” como vía para ayudar a los pacientes con estas condiciones.

Dijo Krausz que los tratamientos psicológicos basados en la red, como la Terapia Cognitivo Conductual (TCC) online, han probado ser efectivos para tratar la depresión y la ansiedad. Más aún, sumando algunas modificaciones, también podrían resultar eficaces en los casos de Estrés Postraumático.

Lea también: Del diván de Freud al Skype: Terapia online

Depresión fibromialgia

Foto referencial

Por otra parte, en el evento se mostró como algunas tecnologías, como la realidad virtual y la inteligencia artificial, también pueden ser utilizadas para tratar la ansiedad. Además, se anunció el desarrollo de juegos online y aplicaciones para apoyar el tratamiento de la depresión infantil; e incluso, se recordó que los científicos del King´s College de Londres han desarrollado un sistema basado en avatares que ayuda a tratar a personas con esquizofrenia que escuchan voces.

Otra vía

La Organización Mundial de la Salud se suma a esta apertura en el tratamiento de estas condiciones mentales, mediante la promoción de la formación de médicos no especializados en psiquiatría.

Se trata, según explica el organismo, de que estos médicos se formen mediante su Guía de intervención para trastornos mentales (mhGAP), para que puedan atender casos de depresión.

Lea también: Hablemos de depresión

Según el organismo, ya son más de 90 los países que han introducido -o ampliado- programas que proporcionan tratamiento para la depresión y otros trastornos mentales utilizando esta guía.

 

desesperanza

Foto referencial

Todo ello, debido a la necesidad de tener más personal y recursos para tratar el creciente número de casos de ansiedad y depresión, a escala global. Su mayor temor es no poder atender a tiempo una condición que cada día genera más discapacitados laborales y muertes prematuras.

En definitiva, siguiendo este curso y utilizando la Guía de Intervención de mhGAP de la OMS, trabajadores de salud no especializados podrían tratar la depresión, con una combinación de psicoterapia y medicación antidepresiva, o utilizando alguna de las dos opciones.