La falta de horas de sueño tiene consecuencias muy evidentes en tu desempeño durante el día, así como sobre tu salud. Algunas de ellas son la tendencia a dormirse a todas horas, presentar repentinos cambios de humor, tristeza, irritabilidad, actitud pesimista, más aumento del estrés y la ansiedad.

Diversas pruebas realizadas para estudiar la falta de sueño dieron como resultado que, después del tercer día sin dormir, suelen manifestarse alucinaciones y locura temporal. De hecho, los estudios demuestran que las probabilidades de sufrir alguna enfermedad psiquiátrica aumentan en un 40 % cuando los problemas para dormir se vuelven crónicos.

Lea también: El delicioso coco

¡No sufras más falta de sueño!

Si quieres saber cómo dormir mejor, y lograrlo de una forma natural, puedes recurrir a la lechuga. Un vegetal bastante económico y accesible.

beneficios de la lechuga

La lechuga posee muchos nutrientes que ayudan a la digestión, a controlar la glucemia, a eliminar toxinas, a bajar el colesterol y a controlar el peso corporal. Pero eso no es todo, pues además es una gran aliada a la hora de dormir, por sus propiedades relajantes.

¡A dormir con lechuga!

Un poco de lechuga en el plato de la cena será de gran ayuda a la hora de conciliar el sueño antes y de manera más eficaz.

La lechuga contiene lactucarium, un líquido blanco que sale cuando la cortas, que está colmado de propiedades sedantes similares al opio, que afectarán tu cerebro en cuestión de minutos, pero sin efectos secundarios.

Para lograrlo solo debes comer unas hojas de lechuga antes de acostarte y la mejor manera de hacerlo es incluyéndola en tu cena.

Lea también: Dieta mediterránea, café y ejercicios para prevenir hígado graso

Fuentes: Cocina y Vino / Imujer