En algún momento de nuestras vidas llegamos a reaccionar de diferentes maneras cuando estamos en presencia de una situación que no podemos controlar. Esa reacción la conocemos como estrés.

Lo primero que debemos saber antes de realizar ejercicios para liberar el estrés, es entender la fisiología del ejercicio como generador de bienestar, porque aunque es verdad que el ejercicio produce algunas ganancias del punto de vista físico, “también hay una ganancia desde el punto de vista emocional, psicológico y mental”, así lo indicó la Dra. Ethy Oziel, médico especialista en materia deportiva.

Estas ganancias se dan por la secreción de endorfinas que está demostrado científicamente que sucede  en nuestro sistema nervioso central cuando realizamos alguna actividad física. Estas endorfinas son las que nos producen la sensación de placer, conocidas como las “hormonas del placer”. Es un mecanismo que se da a nivel cerebral y “son las mismas que se secretan cuando comemos chocolate o cuando estamos  en presencia del orgasmo en la actividad sexual”, explicó la especialista.

Por ello, a través del placer que sentimos durante y posterior a realizar la actividad física, nosotros podemos disminuir la cantidad de estrés al que estamos expuestos, ya sea laboral, familiar o por la situación actual por la que estemos atravesando.

Lea también: Ejercita tu cuerpo con esta rutina de ejercicios (+ video)

El ejercicio como agente de endorfinas

Es importante siempre saber diferenciar el ejercicio físico impuesto, como por ejemplo, el cardiovascular, para tratar algún padecimiento como diabetes y obesidad entre otros. Sin embargo, a la hora de buscar esa actividad que nos ayude a liberar tensiones y/o estrés, debemos recurrir a actividades que nos gusten, que nos hagan sentir mejor y que no sean obligadas o impuestas.

“En el caso de librar estrés se le recomienda al paciente que escoja entre todas las actividades físicas que hay las que más gusto y placer le den. Ahí se puede incluir por ejemplo actividades como danza, bailoterapia, artes marciales, correr, nadar, yoga, entre otros, siempre, de acuerdo al gusto de la persona”, sentenció Oziel.

Siempre a través del ejercicio, independientemente del que sea vamos a librar estrés, y por ende producimos endorfinas.

Cualquier hora es la adecuada

Múltiples estudios se han realizados sobre cuál es la hora adecuada para realizar ejercicios, aunque no todos coincidan en lo mismo, lo mejor es practicar el ejercicio en las primeras horas de la mañana porque utilizamos mejor todas esas endorfinas y energía a lo largo del día.  “Podemos ejercitarnos también en la noche, sin embargo, se corre el riesgo de sufrir de insomnio”.  No obstante, “si la persona solo puede realizar ejercicios en horas de la noche, es mejor que lo haga”, afirmó la experta.

“El ejercicio para liberar el estrés se debe realizar tanto y cuantas veces la persona lo necesite, sin caer en el sobreentrenamiento”, indicó la Dra. Es decir, podemos realizar tanta actividad física como necesitemos para canalizar el estrés, sin abusar de nuestro cuerpo, incluso de nuestra mente.

Una persona que trabaja su estrés por medio del deporte, es una persona más motivada, más activa, fluye mejor en su entorno, socializa más, contacta con la naturaleza, e impacta de manera positiva en todos los ámbitos de su vida.

Definitivamente la salud se promueve a través de los buenos hábitos, tanto alimenticios como deportivos. Si queremos gozar de una vida saludable debemos apartar el sedentarismo y activarnos cada vez más.

Lea también:  ¿Por qué dejar de fumar?

Puede contactar a la doctora y experta en el área de medicina deportiva Ethy Oziel, a través de sus redes sociales: @EthyOziel en Twitter e Instagram y Facebook como: Ethy Oziel Zabner