La otitis media es una infección aguda en el oído medio que produce secreción de líquido. Afecta a cuatro de cinco niños menores de tres años en el mundo, según la Encuesta de Actitudes sobre Infecciones del Oído Medio (EAR). 

Se contagia a través de virus que circulan en el aire transmitidos por gotas de saliva, secreciones nasales y por bacterias, las más frecuentes son el neumococo, haemophilus influenzae no encapsulado y el encapsulado.

otitis

Foto referencial

Lea también: Estas son las causas más frecuentes de accidentes en niños (VIDEO) 

La infección suele manifestarse a través de uno o varios síntomas, entre ellos inflamación, dolor, fiebre alta e irritabilidad. Los niños no pueden comer ni masticar a causa del dolor en las membranas timpánicas.

La enfermedad se ha convertido en una de las causas más frecuentes de la visita al pediatra en la edad infantil.

Prevención ante todo

En la Encuesta de Actitudes sobre Infecciones del Oído Medio (EAR) quedó evidenciada la preocupación en el ámbito mundial ante el incremento de la frecuencia de resistencia a los antibióticos, que complica la administración adecuada de los tratamientos farmacológicos. Por esta razón los especialistas recomiendan tomar medidas importantes como la prevención y la vacunación.

Al respecto, el médico pediatra Guillermo Stern, alertó que la otitis media puede llegar a convertirse en recurrente cuando ha sido mal curada o no se ha administrado el medicamento o dosis adecuada.

“Esto puede traer complicaciones que pueden afectar la audición en forma progresiva y a largo plazo si no es manejada a tiempo”.

Lea también: ¿Hay que tener cuidado con los chichones?

otitis

Foto referencial

Conviene saber

Dentro de las complicaciones graves se encuentra la otomastoiditis, que puede llegar a afectar el oído interno, caja del tímpano, las celdas mastoideas y el hueso.

Otras causas de recurrencia de la otitis suelen ser provocadas por problemas de adenoides en los niños, ronquera durante la noche, respirar con la boca abierta y la entrada de agua al oído de forma constante.

Stern destacó la importancia de aplicar un buen tratamiento para evitar las complicaciones frecuentes,. Los tratamientos farmacológicos aplicados para la otitis media en niños menores de 7 años son: antiinflamatorios, analgésicos, antipiréticos y antibióticos.

Asimismo, el especialista recomendó revisar la tarjeta de vacunación y mantenerla al día para cumplir con el esquema de inmunización establecido, ya que las vacunas son el instrumento de atención primaria preventiva más importante.

Con información de GlaxoSmithKline