Tiene un alto contenido de vitamina C y un sinfín de propiedades para tener un cuerpo saludable. La guayaba es una fruta tropical muy común, presenta gran variedad de colores, desde blancas hasta rojas, y sabores dulces, semiácidos y ácidos.

Por lo general, redonda, verde por fuera y roja por dentro, con pequeñas semillas. Está compuesta en un 78 % por agua, y es compatible con frutas dulces y neutras. Hay quienes la comparan con la naranja, el limón y la toronja por su alto contenido de vitamina C.

Esta fruta posee muchas propiedades, contiene vitamina A, C, E, B1, B2, B6, B12 y elevadas cantidades de hierro, calcio, potasio y acido fólico, sumando en total dieciséis nutrientes.

Lea también: Vinagre de coco, un aliado para la salud y la belleza

Estas cualidades nos dan muchas razones para comerla

• Disminuye el riesgo de padecer diabetes.
• Contribuye al buen funcionamiento del sistema digestivo.
• Por su alto nivel de fibra, baja los niveles de azúcar en la sangre y limpia el aparato digestivo.
• Mejora la salud visual.
• Contiene potasio, que regula los niveles de presión arterial.
• Sus vitaminas B3 y B6 ayudan a mantener un eficiente funcionamiento mental.
• Fortalece el sistema linfático.
• Es recomendada para niños y adultos en estado de debilidad y anémico.
• Su olor es muy agradable.

guayaba

Foto referencial

Es preferible comerla cruda y con cáscara, ya que al cocinarla perdería el 50 % de la totalidad de sus nutrientes. Es combinable con yogurt, leche, frutas duces y hasta queso.
También existen otras formas muy ricas de comerlas, como en bocadillos, mermelada y conserva, aunque mucha gente la consume en jugo.

Por otro lado, comer guayaba también contrarresta los resfriados, alivia la tos y reduce la mucosidad. También reduce considerablemente el colesterol porque facilita el flujo sanguíneo, lo que previene la hipertensión.

Como si fuera poco, da brillo y vitalidad a tu piel, por su contenido de vitamina E.