Un gran número de personas, quizás la mayoría, pasan largas horas frente a las pantallas tecnológicas, ya sea: Computadoras, Tablets, Smartphone, entre otros. Ante tal situación, algunos estudios afirman que el tiempo promedio que pasa una persona al día frente a estos aparatos oscila entre las 10 y 14 horas, sobre todo, para aquellos trabajan con monitores.

Y es que el exceso de tiempo frente a estas pantallas puede ocasionar daños permanentes o a largo plazo. Sin embargo, estas molestas, se pueden evitar. Así lo dio a conocer un artículo en la revista Time, donde explica cuáles son las principales consecuencias y cómo solucionarlos.

Lea también: ¿Cómo descansar la vista?

Invierte los colores

El profesor de Oftalmología en la Universidad de Pennsylvania, Joshua Dunaief, aseguró que uno de los problemas más comunes ocasionados por las pantallas son: dolores de cabeza, presión ocular y sequedad en los ojos. “No hay ningún beneficio en que la pantalla brille más”, sentenció Dunaief, quien recomendó invertir los colores, es decir, usar fondos oscuros con letras blancas.

El profesor de oftalmología, compartió otro truco, el cual consiste en cambiar el esquema de los colores de las pantallas: alejar los tonos azules y acercar los amarillos.

“Hay moléculas azules sensibles a la luz en la retina que ayudan a establecer los ritmos circadianos de nuestro cuerpo”, explicó.

“Hay algunos estudios en animales que demuestran que la luz azul puede dañar la retina cuando esta es muy intensa”, indicó el experto.

“Si eso se traduce a los niveles de luz azul las pantallas no está claro, pero sólo por seguridad, creo que es mejor que la luz de la pantalla no sea predominantemente azul” sentenció.

Mantén distancia

Por su parte Mark Rosenfield, del New York Collage of Optometry, aseguró que la distancia entre la pantalla y los ojos es importante. “Cuanto más cerca está la pantalla de tus ojos, más trabajo tendrán que hacer estos para enfocar”, por lo que indicó que la distancia apropiada es de 40 centímetros.

Lea también: ¿Sabías que la adicción al Facebook podría reducir tu materia gris?

Rosenfield considera que las personas que usan lentes deberían tener unos específicos para utilizar frente a las pantallas, debido a que los anteojos de uso general o las de lectura no son siempre apropiados.

20-20-20

Asimismo, es fundamental realizar pausas activas para que los ojos puedan descansar e hidratarse. Lo ideal y lo que recomienda Rosenfield, es el truco de la regla del 20-20-20. Cada 20 minutos mirar algo a 20 pies de distancia (6 metros) por 20 segundos. Mientras se realiza esto, parpadear fuertemente.

Lea también: Cómo proteger los ojos de accidentes laborales

Con información 20minutos