Por Juymar García

En Venezuela atravesamos por una crisis de magnitudes incalculables
y no es de extrañar que nuestra sociedad vaya a necesitar ayuda psicológica en breve
Juymar García

La crisis (ya sea política, religiosa o psicológica) puede ser conceptualizada de diversas formas, pero existe una palabra que condensa objetivamente su significado: desequilibrio; un desequilibro ocurrido entre un antes y un después.

Un evento de crisis siempre infiere una desviación contextual en el que se lleva a cabo. Supone una amenaza de pérdida de los objetivos conseguidos (sean estos económicos, sociales, religiosos, psicológicos, etc.) que se presenta envuelta de angustia. Un episodio de crisis, se realiza en el tiempo y, ese tiempo es relativamente breve (a diferencia del estrés), que está marcado por un inicio y un final a corto plazo.
La tríada que da forma a toda crisis es: desequilibrio, temporalidad y la capacidad interna de avanzar o retroceder. La crisis emocional, por consiguiente, siempre obliga a tomar una decisión.

crisis emocional
Foto referencial

Lea también: Las Redes Sociales y los niños: Un problema de seguridad, salud y bienestar

Un cambio drástico

Ninguna crisis es de naturaleza neutra. Siempre conlleva un avance o un retroceso; nunca pasa desapercibida por el sujeto afectado, su familia o la sociedad misma.

Toda crisis tiene la misma sucesión: conflicto, desorden y adaptación (o desadaptación según sea el caso).

El factor primordial, que determina la aparición de la crisis, es el desequilibrio presentado entre la dificultad del problema mismo y los recursos de los que dispone el individuo para afrontarla.

Durante un episodio de crisis, el individuo experimenta una intensa necesidad de ayuda. De igual manera, mientras dura el episodio, el sujeto es más susceptible a la influencia de los otros que en los períodos en los que su funcionamiento emocional se encuentra equilibrado o en total desorden.

Mi caso, es el único que puedo reseñar, estallidos de llanto, tristeza profunda, miedo al mañana, ansiedad, sensación de inestabilidad, impotencia, son algunos de los síntomas que he experimentado últimamente, y aunque no puedo hablar a través de la experiencia de otros, si puedo notar que el común de los venezolanos estamos sintiendo lo mismo, y aunque, sin duda nos esperan tiempos muy difíciles en lo que salud emocional se refiere, debemos rápidamente tomar precauciones para evitar males mayores.

El abordaje a la crisis emocional, sensación perenne de duelo se ha adueñado del día a día del ciudadano común, ese que se reía de sus propios problemas, el dicharachero y alegre ha cambiado su expresión y rostro por el de la tristeza y lágrimas.

crisis de llanto
Foto referencial

Lea también: Las conmociones también pueden ser cerebrales

Revisando las propuestas para apoyar a los ciudadanos venezolanos encontré gratamente que existe una organización que está brindando apoyo a todas aquellas personas que como yo. se encuentran severamente afectadas por los acontecimientos de los últimos meses, recordemos que en épocas de conflicto es de suma importancia acudir a las instancias necesarias para que ese entorno que nos afecta no se convierta en un mal de difícil salida.

Las enfermedades de la mente, que no son locura, pero si pueden desencadenarla, son de urgente análisis y eso es lo que están haciendo los amigos de Psicólogos Sin Fronteras – Venezuela A.C.(PSF-VZLA) Asistencia psicosocial a personas afectadas por crisis y duelos @psfvenezuela en redes sociales.

A través de sus programas están brindando apoyo constante con sus jornadas para el manejo de crisis y duelo, y es que una parte de nosotros trata de buscar escapatorias a los conflictos, pero el subconsciente se ve afectado, sin duda por los acontecimientos diarios, una carga de adrenalina constante que retumba en nuestras células y que degeneran en enfermedades.

Y ustedes dirán y esto qué tiene que ver con tecnología este tema que hoy nos trae A Tu Salud, y si tiene mucho que ver, porque esta organización entre sus extraordinarias propuestas ofrece que sin movernos de nuestras casas podamos ir trabajando los agobios que nos produce el entorno.

Un programa a través de la herramienta Skype bajo el nombre de Servicio de Asistencia Psicológica que ofrece recomendaciones para que usted y sus seres queridos puedan mantener la salud mental y emocional en tiempos de crisis.

Juymar García

Comentarios

Sin comentarios

Deja una respuesta