El orgasmo es para la mayoría un preciado tesoro que debe hallarse durante una relación sexual. Esta sensación de extremo placer, como menciona la sexóloga Amor Antúnez en su libro “Sexo con cinco“, es un momento muy personal que surge con el reconocimiento de lo que le gusta o no a alguien.

“En el caso de la mujer, la respuesta orgásmica es la expresión del deseo sexual en el cual se produce una contractura muscular generalizada; mientras que en el hombre se asocia al fenómeno de la eyaculación”, explicó el sexólogo Rubén Hernández en exclusiva para A Tu Salud.

Lea también: 10 Tips para decir adiós a los hongos vaginales

Reconoce el orgasmo

El especialista aseguró que más que aprender a tener un orgasmo, se trata de reconocer esa sensación. Luego de esto, “se puede perfeccionar para alcanzar los llamados multiorgasmos; hecho que ocurre principalmente en la mujer. Mientras que para el hombre, lo que sí puede ocurrir es que aprenda a retrasar la eyaculación para disfrutar más ese momento”.

orgasmos

Foto referencial

Al menos 50% de las mujeres no tienen orgasmos durante el coito, sino a través de la estimulación del clítoris, por eso necesita aprender más sobre esto“,  por lo cual, señaló, la mujer debe acudir al sexólogo para que le enseñe el condicionamiento orgásmico, la estimulación sexual y psicológica para aprender a mejorarlo.

Asimismo, Hernández advirtió que si un hombre no logra sentir placer durante las relaciones sexuales, debe acudir a un experto porque puede estar en presencia de un trastorno.

Lea también: ¡Cuidado! Esta postura sexual podría fracturar el pene

Te tengo un truco…

Para mejorar los orgasmos se pueden aplicar algunas de estas técnicas:

Ejercicios de Kegel: con ellos se puede fortalecer el piso pélvico, es decir, la musculatura pubococcígea para aumentar el placer.

Para los hombres: cuando estén a punto de llegar a la excitación, usen su entrenamiento del músculo pélvico y respiren profundamente, así lograrán retrasar la eyaculación. Cambien de ritmo y vuelvan a la acción, así podrán tener varios orgasmos seguidos.

Para las mujeres: aprieta los músculos de todo tu cuerpo; aprieta los músculos vaginales; usa tu imaginación y apoya tu clímax con más cosas. Al contrario de los hombres, no hay que retrasar la eyaculación, al contrario, tienes que aumentar la excitación y no dejar que esta se vaya.

Fuente: Rubén Hernández, sexólogo