Cuando un niño nace antes de tiempo se extreman los cuidados y las evaluaciones médicas para que pueda superar satisfactoriamente la etapa crítica inicial y termine de formarse de manera óptima, a la vez que se adapte a su nuevo entorno.

En este periodo entre otras cosas, es importante realizar una evaluación oftalmológica que permita diagnosticar problemas o alteraciones, que tratadas oportunamente, no degenerarán en una ceguera u otras condiciones limitantes de la calidad de vida.

Lea también: Conoce las principales fuentes de hierro (+video)

En esta ocasión la doctora Manuela Spagarino, oftalmóloga y especialista en la materia, explicará cuáles son las evaluaciones que se deben hacer en un bebé prematuro, debido a que cuando nacen sus ojos no están bien formados y pueden desarrollar una condición conocida como “retinopatía del prematuro”.

 

La retinopatía del prematuro es el desarrollo anormal de vasos sanguíneos, principalmente en bebés de edad precoz. La enfermedad produce la proliferación de vasos sanguíneos anómalos en la retina. Algunos casos de esta patología ocular en prematuros son leves y se corrigen solos, sin embargo otros requieren de cirugía para prevenir la pérdida de la visión o la ceguera.

Fuentes: www.nlm.nih.gov, www.kidshealth.org