“Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”. Albert Einstein

Las compañías siempre están en la búsqueda del mejor talento. El estudio State of create del 2013, realizado por Adobe revela que 35 % de los directores creen que la creatividad es la cualidad más valiosa e importante en cualquier empleado. ¡Eureka!

Esto quiere decir que las empresas no están buscando al común denominador, sino a alguien que pueda innovar sobre sus servicios, productos u objetivo meta. Están buscando a alguien que sea diferente, un ente transformador. Entonces, pensar fuera de la caja permite que te conviertas en ese empleado que todos quieren tener, capaz de renovar y modernizar.

Lea también: Confía en un final feliz

Para lograr pensar fuera de la caja y adaptarte a este consejo para alcanzar tus metas, es necesario hacer algunas cosas:

1. Sé curioso: pregunta, investiga e infórmate sobre tu entorno laboral y sus tendencias. Ser curioso nos da mayores posibilidades de encontrar nuevas soluciones.

2. Las ideas necesitan una voz: cree en ellas y en tu capacidad de mejorar la organización. Entonces, escribe tus ideas, difúndelas y acepta las críticas de otros para mejorarlas.

3. Intenta: no le temas al fracaso, arriésgate a proponer nuevos proyectos o comienza a colaborar con los que ya están en proceso. Toda gran iniciativa comenzó con una idea que alguien valientemente compartió.

4. No te limites: piensa en soluciones sin pensar mucho en las limitaciones técnicas, internas o externas. Aterriza esas ideas, te darás cuenta de cómo algunas son muy factibles.

5. No dejes de aprender: independientemente de tu profesión, lee y toma cursos de distintas disciplinas, así obtendrás un pensamiento multidisciplinario y aumentará tu creatividad.

6. Abre tu mente: intenta algo nuevo, conoce personas distintas a ti para nutrir tus ideas con su visión del mundo. También te sugerimos visitar otros lugares y cambiar algún hábito negativo o.

7. Utiliza bien el tiempo: es un recurso muy valioso, organízate y encuentra el momento para cada actividad, practica algún hobbie. Mientras te diviertes, tu mente puede encontrar la inspiración que estás buscando para realizar otras actividades.

Es fácil comprender que pensar fuera de la caja es hacerlo de manera diferente e intentar cosas que otros no se atreven a hacer. Debes estar atento para ver cada oportunidad que se presente, para aprovechar de expandir tus ideas en un lugar de limitarlas.