Hace  ya algunos años, cuando  Paúl Montiel conocido como hombre de titanio tenía 23,  le amputaron su pierna derecha. Próximamente Namik García, a sus 16 años, vivirá la misma experiencia.
 ¿Qué puede surgir de una conversación entre ambos?
Esta es la historia de ese encuentro.

Hombre de titanio suena a personaje de ficción, a superhéroe, a hombre valiente y poderoso que va por el mundo rescatando a personas en apuros.

Y como a veces la realidad supera la ficción, por las convulsionadas calles de Venezuela  y entre las multitudes que por estos días salen a la calle a protestar,  es casi imposible no voltear a ver a Paúl Montiel, conocido en las redes sociales como @hombredetitanio, quien utiliza una prótesis  con la bandera de Venezuela no solo para caminar, sino también para motivar y ayudar a otros.

Lea también: Conoce la historia de Alejandro, un pequeñín con Asperger (+video)

Hombre de titanio

Quien  ve hoy al hombre de titanio  tan vibrante, lleno de energía y entusiasmo, difícilmente puede imaginar que alguna vez  cayó en depresión, alcohol y drogas hasta que decidió dar un vuelco a su vida y a la de otros. Nadie mejor que él, sabe los demonios que pueden desatarse cuando alguien es sometido  a una amputación y con la experiencia de lo vivido apoya a quienes se ven obligados a  asumir los nuevos retos que impone esa pérdida.

Hombre de Titanio

Paúl Montiel, el hombre de titanio

Una de estas personas  que debió enfrentarse a  la decisión de amputar su pierna para preservar su vida es, Namik García, de tan solo 16 años.  Este joven padece  un osteosarcoma en su pierna derecha, un tipo de cáncer bastante agresivo que suele presentarse con mayor frecuencia en adolescentes varones.

Lea también: Epigenética y enfermedades: descubre su relación (+video)

Namik García

Namik García

Si quieres  ser testigo de la conversación entre el hombre de titanio y Namik, mira en este video la  inesperada sorpresa que surgió en el encuentro.

Si quieres contactar al hombre de titanio o apoyar a Namik, los puedes ubicar por: @hombredetitanio@fundakenneth