Cualquiera sea la vía por la cual se logre, el orgasmo, más allá del placer, produce distintos beneficios a la salud. Aquí te los contamos todos:

Incrementa la circulación

Explica la Dra. Jennifer Berman, cofundadora del Centro de Medicina Sexual Femenina de la UCLA, el orgasmo incrementa la circulación ya que mantienen la sangre flotando hacia los genitales. Esto se traduce en un tejido mucho más sano en el cuerpo.

orgasmos

Foto referencial

Favorece la salud cardiovascular

El orgasmo no equivale a realizar ejercicios como correr, caminar o cualquier otra actividad física; pero,  tener un orgasmo es una actividad cardiovascular que incrementa el ritmo cardíaco, eleva la presión sanguínea y el ritmo respiratorio. Además, el cuerpo libera endorfinas.

Lea también: ¿Un doctor para lograr orgasmos? ¡Sí, por favor!

Mejora el humor

Un orgasmo ayuda a mejorar el humor porque hace que se produzcan endorfinas, dopamina y oxitocina.

Facilita el sueño

Tener un orgasmo placentero y tranquilo, antes de irse a dormir, es fantástico para tener una buena noche de sueño.

orgasmo

Foto referencial

Oxigena el cerebro

Además de mantener sano el corazón, los orgasmos nutren al cerebro con oxígeno. Estudios hechos a resonancias magnéticas de las mujeres durante un orgasmo muestran que utilizamos mucho más oxígeno cuando lo estamos teniendo, según comentó el doctor Barry Komisaruk.

Alivia algunos dolores

Un orgasmo es la mejor medicina contra el dolor de cabeza y los cólicos menstruales. Si padecen de migraña o de cólicos fuertes, un buen orgasmo sirve para destapar algunos coágulos de sangre. También puede aliviar los calambres.

Según la doctora Berman, las contracciones que forman parte del orgasmo pueden evacuar los coágulos de sangre durante la menstruación, proporcionando un alivio temporal.

Lea también: ¿Cómo conseguir orgasmos simultáneos?

Desestresa

Cuando se está muy estresado, un buen orgasmo puede ser la solución. Las hormonas involucradas en lograrlo funcionan perfectamente para relajar nuestra mente, además de que durante algunos minutos nos desconectamos completamente de la situación que nos estresa. También ayuda a reducir la ansiedad.

orgasmo

Foto referencial

Hace que la piel luzca brillante

La hormona DHEA aumenta sus niveles después de un orgasmo y hace que la piel se vea más sana y resplandeciente.

Mejora la salud emocional

Por si fuera poco, tener un orgasmo también mejora la salud emocional. Influye en el estado de ánimo, aumenta la autoestima y la confianza en nosotros mismos, además de hacernos sentir felices.

“Cuando la mujer entiende cómo funciona su cuerpo y del placer que puede conseguir por sí misma, disfruta más durante sus relaciones sexuales”, asegura el sexólogo Logan Levkoff.

Lea también: Mujeres ¿A qué edad tienen más orgasmos?

Rejuvenece

El orgasmo estimula en las mujeres una hormona capaz de rejuvenecer su aspecto. De igual manera ayuda a nutrir la piel y oxigenar más el cuerpo.

¿Se puede encontrar una medicina mejor?