La vida siempre se encarga de ponernos pruebas difíciles que siempre nos fortalecen de alguna forma y sacan lo mejor de nosotros mismos; aunque muchas veces no las entendemos, por lo cual las cuestionamos y las criticamos. Así es el caso del arquitecto de profesión pero,  aventurero por decisión, el motivador y conferencista Guillermo Sfiligoy.

A casi 10 años de un accidente que comprometió su médula y le causó inmovilidad total en sus piernas, y tras estar 21 días en coma, Sfiligoy asegura que ese momento despertó en él  su historia de vida cambio, o el mismo la hizo cambiar tomando el liderazgo de su crecimiento, personal y emocional.

Lea también: El optimismo contagioso del hombre de titanio (+audio)

El autoconocimiento fue su gran aliado

Tal como él  lo describe, fue un “proceso paulatino” de “reinventarse”, donde aprendió a afrontar y superar las adversidades; por lo que decidió reencontrarse con una de sus más grandes pasiones: el mar.

Guillermo Sfiligoy

Guillermo indicó que a través de las aventuras salió adelante. Pese a su discapacidad física atravesó remando el canal de Panamá. Asimismo, fue el primer latinoamericano en escalar el Morro Mono de San Juan de los Morros, ubicado en los llanos venezolanos, específicamente en el estado Guárico.

El motivador aseveró que la solución para gran parte de lo que a veces consideramos problemas en nuestra vida, está en nosotros mismos.

“Debemos tener autoconocimiento de nuestras debilidades para poder superarlas con nuestras habilidades”, sentenció.  “Es un proceso exigido por la vida para poder avanzar”, agregó.

Lea también: Conferencia: Coaching motivacional para la vida y el dinero

Un  granito de arena

Asimismo, comentó las razones por las que decidió ayudar a los demás, en lo que relató que fue algo “espontáneo y paulatino”.

“Solo iba haciendo las cosas que me gustaban y cuando fui descubriendo que generaba algo bonito y positivo, que colocaba mi granito de arena para otras personas, adquirieron valor esas actividades y propósitos. A partir de ese momento todo lo que hago es para ayudar a los demás”.

Sfiligoy compartió cuál es su clave para reinventarse día a día y superar las barreras que a veces nosotros mismos nos colocamos para no avanzar.

Primeramente, plantearnos tres metas u objetivos que tengan el mismo peso y tamaño.

Seguidamente ser constante y trabajar duramente para poder lograr todos nuestros propósitos.

Para finalizar, el conferencista aseguró que generalmente “la solución está en la base de las herramientas que tenemos a la mano”.

Escucha la entrevista completa con María Laura García y Guilermo Sfiligoy haciendo clic en el siguiente audio:

Si quieres conocer más sobre este arquitecto y aventurero de la vida no dejes de visitar su blog o sus redes sociales @Gsmetas en Twitter e Instagram.

Lea también: 10 frases para alcanzar la felicidad