El dolor de espalda se genera por diferentes tipos de estrés. Por un lado, el estrés físico, debido a caídas, accidentes y malas posturas; por el otro, los problemas emocionales, asociados a la ansiedad, a las preocupaciones y los excesos.

También el encorvarnos, es una de las razones por las que el 80 % de nosotros seguramente padecemos de problemas de columna a lo largo de nuestra vida.

No obstante, la mayoría podemos aliviar dicho problema e incluso mitigarlo con la realización de ejercicios para esta zona del cuerpo, más también procurándonos una buena postura al trabajar, estar sentados, parados y al dormir.

Acá les muestro tres movimientos para fortalecer la espalda, al mismo tiempo que tonifican sus hombros.

Remo de pie con ligas

María Laura García Ejercicio sin excusas

También puede consultar: Ejercicios para bíceps, hombros y espalda

1 Colóquese de pie con las piernas separadas más allá del ancho de sus caderas. Extienda sus brazos al frente (a nivel de su zona pectoral), sujetando con cada mano los extremos de una liga previamente sujetada de su centro y cuya resistencia sea manejable para usted.

2 Luego flexione ambos brazos al mismo tiempo, de modo que sus codos queden detrás de su espalda y sus manos pegadas a cada lado de sus pectorales. Regresen a la posición inicial y repitan el movimiento. Según Glen González, fisioterapeuta y asesor de A Tu Salud, “este ejercicio otorga resistencia, estabilidad y fuerza a la  espalda y hombros (cara posterior de los mismos).”

Remo invertido con mancuernas

María Laura García Ejercicio sin excusas

1 Colóquese de pie con las piernas semiflexionadas y separadas más allá del ancho de sus caderas. Flexione sus caderas aproximadamente 70°, proyectando la zona pectoral hacia el suelo y sosteniendo su mirada al frente. Con los brazos extendidos, sujete un par de mancuernas cuyo peso sea manejable para usted.

2 Luego flexione ambos brazos, de modo que sus codos queden hacía atrás de su espalda y sus manos a los lados de la zona media del torso. Regrese a la posición inicial y repita el movimiento. “Este ejercicio otorga resistencia, estabilidad y fuerza a la espalda y hombros”, acota González.

Flexión lateral de cadera con balón

María Laura García Ejercicio sin excusas

1 Colóquese de pie con las piernas separadas más allá del ancho de sus caderas. Sujete, con sus manos frente al torso, un balón con agarres cuyo peso sea manejable para usted.

2 Luego con sus brazos siempre extendidos, eleve el balón a uno de los lados de su cuerpo, hasta ponerlo por encima de su cabeza y, al mismo tiempo, inclinen su cuerpo hacia ese mismo lado. Para ello, eleven del piso el talón del pie contrario a la dirección de la ejecución. Regrese a la posición inicial y realice el movimiento  para el otro lado.

AGRADECIMIENTOS • Glen González: Fisioterapeuta. E-mail: fisiototaltraining@hotmail.com.