Se conoce que la gastritis es una inflamación de la mucosa gástrica y obedece a una gran cantidad de factores y causas, entre ellos pueden destacar, una mala alimentación, infecciones a nivel estomacal e incluso las emociones y el estrés se pueden reflejar en esa zona del organismo.

El cerebro y el estómago están conectados

En A Tu Salud conversamos con la doctora especialista en gastroenterología, Gloria Urquila, sobre la gastritis emocional. Ella explicó que existe “una multiplicidad de factores en los pacientes que presentan síntomas dirigidos hacia la zona gastrointestinal” que muchas veces se deben a la parte emocional del cerebro-intestino.

Es decir, “una parte del cerebro segrega una seria de neurotransmisores que llevan las emociones a la parte visceral del aparato digestivo afectando al estómago y los intestinos”, aseguró la experta.

Por otra parte, la galena aseveró que además de las razones emocionales generadas por el estrés y/o el nerviosismo, las personas pueden presentar un estado de “hipersecreción gástrica, infecciones asociadas y otros tipos de padecimientos que pueden exacerbar las crisis gastrointestinales”.

gastritis emocional

Foto referencial

Urquiola comentó que todas las personas, indistintamente del sexo y la edad, pueden presentar los síntomas de una gastritis emocional. Sin embargo, afirmó que actualmente, dada la crisis económica y social, la población adulto-joven entre los 20 y 50 años son los que más tienden a padecer: “acidez, dolor en la boca del estómago, llenura precoz, dolor al ingerir alimentos, entre otras sintomatologías asociadas a situaciones emocionales”.

Medidas a tomar

La gastroenteróloga expresó que las recomendaciones a seguir si el paciente presenta es una gastritis emocional diagnosticada por un especialista en el área, y de no haber “otras causas orgánicas e infecciones”, lo primero que deberá hacer es “tomar el control de las emociones, relajarse, meditar, tratar de no saturarse en noticiar y despejar la mente transitoriamente durante el día”.

También indicó en caso que la gastritis emocional sea más intensa, habrá que ingerir medicamentos con prescripción previa de un experto. Aconsejó en estos casos el uso de antidepresivos y ansiolíticos, que podrían ayudar a controlar la hipersensibilidad visceral. Asimismo, comentó que los inhibidores de secreción gástrica, como coadyuvantes al tratamiento, son muy útiles para tratar esta patología.

gastritis emocional

Foto referencial

La alimentación es otro factor muy importante a la hora de tratar este padecimiento expresó Urquiola. “Es fundamental cuidar los alimentos que ingerimos, por lo que se debemos evitar: el café, el alcohol, los cigarros, los lácteos y los azúcares”, y optar por una alimentación baja en grasas y rica en fibras y vegetales.

Para contactar a la Doctora Gloria Urquiola, puedes hacerlo en el Centro Médico Loira en Caracas, también escribirle al e-mail gloriaurquiladezambrano@hotmail.com