Por costumbre agosto es el mes de las vacaciones por lo que es común para muchos asistir a playas o piscinas. Son semanas para relajarnos, olvidarnos del estrés y por qué no también para ejercitar nuestro cuerpo de una manera fresca y divertida dentro del agua.

A continuación te mostraremos unas cuantas técnicas saludables que no solo nos ayudara a disfrutar de las merecidas vacaciones sino que además nos ayudará a mantenernos tonificados y más si queremos regresar a la rutina totalmente renovados.

Ejercicios

Foto Referencial

Lea también: Cintura y hombros: Ejercicios para tonificarlos

Tríceps en el borde de la piscina

¿Sabías qué en la piscina podemos trabajar los tríceps? Pues sí, y de una manera muy sencilla. Solo debemos colocarnos de espaldas del borde la de piscina donde nos apoyaremos de las palmas, de modo que los codos queden hacia atrás y los dedos mirando hacia el agua. Con esta postura nos elevaremos simplemente con la acción de los tríceps, de manera que nuestro cuerpo suba y baje. Es importante que la intensidad del ejercicio se centre en los tríceps, aunque indirectamente estaremos trabajando también parte de los hombros.

Aperturas de pectoral con el agua al cuello

El segundo ejercicio para seguir trabajando todo el tren superior trata de realizar aperturas de pectoral utilizando la presión que ejerce el agua como resistencia. Para realizar dicha acción nos colocaremos en una zona del agua que nos cubra todo el pecho y que nos llegue al cuello. Con esa postura nos apoyaremos bien del suelo y extenderemos los brazos en forma de cruz con las palmas hacia adelante.

Ejercicios

Foto Referencial

En esta posición, y sin mover el cuerpo, solamente los brazos hacia delante de forma que pueden encontrarse los dos en el pecho. Es fundamental no doblarse y mantener las palmas de las manos siempre hacia adelante, de modo que sean los músculos pectorales los que actúen para vencer la resistencia del agua.

Bíceps acuáticos

Para trabajar los bíceps vamos a realizar un ejercicio muy similar al que hemos hecho para el pectoral. La posición es similar, solo que los brazos los situaremos a los laterales del cuerpo con las manos extendidas y las palmas mirando hacia delante. Con esta postura lo que haremos será mantener los brazos pegados a los laterales del cuerpo y doblarlos hacia arriba por los codos, de modo que mantengamos las palmas de las manos extendidas. Con este método lograremos vencer la resistencia del agua mediante la acción de los bíceps y conseguir mantenerlos tonificados.

Ejercicios

Foto Referencial

Patada de glúteo submarina

Para trabajar la parte de los glúteos vamos con un ejercicio sencillo y conocido como es la patada de glúteos dentro del agua. Nos colocaremos en una zona donde el agua nos cubra por encima de la cintura. Mirando al borde de la piscina nos ubicaremos de pie apoyados en éste. Con las piernas estiradas doblaremos una por la rodilla y la echaremos hacia atrás, de modo que el agua nos sirva de resistencia. Cuando lleguemos atrás del todo, como si hubiésemos dado una patada, volveremos hacia adelante y repetiremos otra vez. Es importante contraer toda la parte de los glúteos y repetir el ejercicio con cada pierna.

Ejercicios

Foto Referencial

Desplazamientos por el agua para trabajar piernas y resistencia

Otro ejercicio que podemos hacer dentro del agua para trabajar las piernas y ayudarnos a quemar más calorías son los desplazamientos en la piscina. Simplemente se trata de aprovechar la resistencia que nos ofrece el agua para caminar a diferentes velocidades dentro del agua. De este modo lo que haremos será tonificar los músculos de las piernas, mientras realizamos un ejercicio aeróbico suave. Si variamos la velocidad conseguiremos una mayor eficacia de este ejercicio y lograremos una mayor quema de calorías poco a poco.

Algunos consejos a tener en cuenta

En todos estos ejercicios es muy importante que nos concentremos en la parte que vamos a trabajar, ya que de este modo lograremos una mayor incidencia. Eso sí, siempre hay que aprovechar la resistencia que nos ofrece el agua para sacarle el mayor beneficio a cada ejercicio.

Podemos realizar con cada uno de los ejercicios cuatro series de unas 20 repeticiones, aunque esto dependerá mucho de nuestras condiciones físicas, lo importante es no forzarnos ni hacer mal el ejercicio.

Ejercicios

Foto Referencial

Lea también: Beneficios de los deportes acuáticos

Con información de: www.vitonica.com